Imprimir

El Hispano Suiza Carmen costará 1,5 millones de euros y se fabricarán 19 coches eléctricos

HYE | 13 de mayo de 2019

Hispano Suiza Carmen, vuelve el lujo del fabricante español a bordo de un coche eléctrico .
Hispano Suiza Carmen, vuelve el lujo del fabricante español a bordo de un coche eléctrico .

El Hispano Suiza Carmen se presenta en el Automobile Barcelona con algunas mejoras significativas respecto al vehículo inicial que mostró en Ginebra y cuya primera unidad se entregará en junio de 2020.

Tras su presentación en el salón del Automóvil de Ginebra, la renacida Hispano Suiza muestra el primero de los modelos de su nueva etapa. Carmen es un deportivo eléctrico de lujo inspirado en  el modelo Dubonnet Xenia de 1938, del que solo se fabricó un ejemplar, y ha sido diseñado, desarrollado y fabricado en Barcelona.

Inspirado en los clásicos y “en la singularidad de la señora Carmen Mateu”, madre de Miguel Suqué Mateu, actual presidente de Hispano Suiza y sus hermanos y bisnieto del fundador de la marca, el chasis y el tren de potencia de última generación ofrecen “una potencia trepidante y una dinámica impecable”. La ingeniería del coche está siendo desarrollada por un equipo de expertos en sistemas de propulsión eléctrica y competición.           

Para hacerse con una de las 19 unidades que se fabricarán del Carmen entre finales de 2019 y 2021, será necesario pagar los 1,5 millones de euros —sin impuestos— que Hispano Suiza pide por él. Antes es necesario inscribirse a través de la web del fabricante y finalizar el proceso de personalización del vehículo. En junio de 2020, después de finalizar su homologación se entregará la primera unidad del Hispano Suiza Carmen.

Mecánica

Creado desde cero, el chasis monocasco de fibra de carbono, súper rígido de una sola pieza, pesa tan solo 195 kg. Presenta una alta rigidez torsional, que aumenta la seguridad ante los impactos y beneficia el rendimiento dinámico del coche. El peso total de todo el conjunto es de 1.690 kilogramos.

Su socio tecnológico QEV Technologies, con experiencia en la Fórmula E se ha encargado del desarrollo de sus dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes que desarrollan cada uno 375 kW y mueven las ruedas traseras. Un sistema de vectorización de par, desarrollado específicamente para el Carmen, se encarga de controlar la potencia total de 750 kW (1.019 CV). La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h y su aceleración de 0 a 100 km/h es de menos de tres segundos.

Para alimentar los motores cuenta con una batería de ion litio en forma de T que tiene un volumen de 560 litros y recorre su columna vertebral y la parte trasera de los asientos aportando estabilidad y reduciendo la vibración estructural. Gracias a su carcasa de fibra de carbono es posible extraerla y reemplazarla por otra con tecnología más avanzada. La batería actual está compuesta por 700 celdas, tiene una densidad de potencia de 230 Wh/kg y una capacidad energética de 80 kWh. En 2020, es prevé que la densidad alcance los 300 Wh /kg, lo que, en el mismo volumen y con el mismo peso podría llevar la capacidad hasta los 105 kW. La autonomía del vehículo está previsto que supere los 400 kilómetros.

El sistema de gestión de la batería (BMS) gestiona su arquitectura que funciona a 750V y permite estabilizar la carga y la descarga de forma eficiente y segura. El Carmen es compatible con el protocolo de carga rápida CCS a 80 kW, así como con las opciones de carga CHAdeMO y GB/T (China)

Incluye un sistema de control térmico que asegura su funcionamiento en condiciones óptimas tanto para la batería como para los motores. A través de tres radiadores, uno bajo el capó, para la batería, y otros dos en los pasos de ruedas delanteros, para los motores, recogen el aire que ayuda a enfriar el líquido del circuito de refrigeración.

Una red compleja alimenta una gran cantidad de datos a la Unidad de Control del vehículo (VCU) a una velocidad de hasta 1.000 muestras por segundo para controlar el comportamiento del vehículo y gestionar la potencia y las estrategias de control.

Habitáculo

En el habitáculo de dos plazas, es una combinación de la historia de Hispano Suiza y de la tecnología más moderna y avanzada. No ha escatimado en los materiales que lo recubren, en piel de alcántara, para dotar al Carmen del refinamiento y el lujo de sus modelos antiguos. Todos los tapizados se cortan y cosen a mano en la planta de montaje de Hispano Suiza en Barcelona. Cada una de las unidades contará con un perfume interior personalizado y desarrollado conjuntamente con el comprador.

hispano_Suiza_bcnAW3I00090

La clásica esfera de reloj en el centro del tablero presenta un mecanismo suizo con diseño y desarrollo de un fabricante de relojes español. La palanca de cambios triangular es una referencia directa al triángulo de acero art decó que aparece en el tablero de los modelos históricos de Hispano Suiza. Los radios del volante cuentan con los controles multimedia y de teléfono. La pantalla táctil de alta definición de 10,1 pulgadas permite a los propietarios seleccionar opciones de información y configurar los ajustes del vehículo con facilidad. En la pantalla es también donde aparece la salida de vídeo de la cámara de aparcamiento trasera.

Una aplicación móvil exclusiva de Hispano Suiza permite a los propietarios determinar de forma remota la temperatura del habitáculo, encender las luces y activar la alarma, así como controlar el estado de carga de la batería.

Pruebas

El programa de diseño comenzó en marzo de 2018 con el objetivo de tener el primer vehículo de serie listo para ser presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 2019. El vehículo que se presenta en Barcelona cuenta con varias mejoras. Las simulaciones de ingeniería han utilizado el software Altair Hyperworks Suite, que ofrece una amplia gama de técnicas de simulación para hacer frente a la problemática surgida durante el diseño y desarrollo del Carmen.

Tras el Automobile Barcelona, Hispano Suiza continuará la fase de pruebas, que durará hasta seis meses en las instalaciones de pruebas del IDIADA (Instituto de Investigación Automotriz Aplicada) en Tarragona, y en otros circuitos de toda España.

La inspiración de Carmen

El Hispano Suiza Dubonnet Xenia de 1938 fue encargada por André Dubonnet , un legendario piloto de caza de la Primera Guerra Mundial que corrió en coches Hispano Suiza y que además fue un prolífico inventor apasionado por la aerodinámica moderna. Él mismo diseñó su coche montando una suspensión de muelles helicoidales que además creó y cedió a varios fabricantes de automóviles.

De él, el Hispano Suiza Carmen hereda el estilo y la forma de su perfil aerodinámico. En el frontal presenta el legendario emblema de la marca en letra cursiva acompañado de la nueva insignia de la marca. A su lado se sitúan los faros semicirculares con anillos led diurnos. En el lateral las puertas con mecanismo de apertura en tijera dejan paso a un interior para dos ocupantes. Las ruedas traseras se ocultan bajo los complejos paneles de carrocería de la parte trasera que le otorgan el marcado carácter aerodinámico, uno de los principales retos del equipo de diseño, que ha logrado un coeficiente de resistencia de 0,325.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/hispano-suiza-carmen-vuelve-lujo-fabricante-espanol-bordo-coche-electrico/20190510202403027584.html


© 2019 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.