Imprimir

Jean-Eric Vergne gana el ePrix de Mónaco de Fórmula E

David Durán | 11 de mayo de 2019

Jean-Eric Vergne vence en el ePrix de Mónaco 2019 (Fuente: ABB Fórmula E).
Jean-Eric Vergne vence en el ePrix de Mónaco 2019 (Fuente: ABB Fórmula E).

El francés logra su segunda victoria de la temporada con DS Techeetah en una carrera linear pero tensa, teniendo hasta el final de la carrera en sus talones a Oliver Rowland, Felipe Massa y Pascal Wehrlein.

Jean-Eric Vergne ha conseguido la victoria en el ePrix de Mónaco de Fórmula E, rompiendo la racha de pilotos diferentes que habían triunfado hasta ahora en la temporada 2018/2019 de Fórmula E. El francés de DS Techeetah ha acabado por delante de Oliver Rowland, Felipe Massa y Pascal Wehrlein.

Tras el diluvio universal de París, el ePrix de Mónaco comenzaba en seco, un trazado que muchos pilotos (sobre todo los provenientes de Fórmula 1) reconocen al ser uno de los más icónicos del mundo, aunque se trata de la versión recortada basada en torno al puerto de Monte-Carlo. Tras los entrenamientos libres, en clasificación Vergne, Wehrlein, Massa, Sébastien Buemi (ganador en dos ediciones anteriores de esta carrera), Rowland y Mitch Evans pasaban a la Superpole.

Evans marcó un tiempo competitivo sin errores en el trazado portuario, si bien Rowland le batió por casi una décima con su Nissan. Su compañero de equipo Buemi no logró superarle, como tampoco un Felipe Massa que tuvo una vuelta espectacular, que él mismo consideró de las mejores que jamás ha dado en el principado. Wehrlein, quien no calentó sus neumáticos lo suficiente, se quedó tercero mientras que Vergne decidió no arriesgar, asegurando el segundo puesto. Ahora bien, dado que Rowland tenía una penalización pendiente por un incidente en el ePrix de París, era Vergne quien tomaba la pole position por delante de Evans, Wehrlein, Rowland, Massa y Buemi.

Vergne mantuvo la primera posición en la salida por delante de Wehrlein, Rowland, Massa y Buemi. Como es habitual en Mónaco, las posiciones se mantuvieron de manera muy lineal por la falta de espacio para adelantar en un trazado muy angosto. Buemi no dudaba en atacar a Massa, pero el veterano brasileño era capaz de tapar bien los huecos con su Venturi. Wehrlein se pasó de frenada unas vueltas más tarde, dejando la puerta abierta tanto a Rowland como a Massa.

Por detrás, los BMW i Andretti de Antonio Félix da Costa y Alex Sims ocupaban el sexto y séptimo puesto, acercándose a los de delante en pareja para pescar en una situación interesante: dos pilotos bien colocados en el campeonato, como el líder Robin Frijns o André Lotterer, compañero de Vergne en DS Techeetah, estaban fuera de las posiciones de puntos. La primera incidencia se producía cuando Alex Lynn tenía un toque que dañaba la parte delantera de su Jaguar, en concreto la cubierta de la rueda delantera derecha. Esta cubierta salía volando en la zona del puerto, saliendo la bandera amarilla poco después cuando Max Günther abandonaba con daños similares en su Dragon. Edoardo Mortara, en una carrera muy complicada para él, era el siguiente en decir adiós en la carrera de casa para Venturi.

El tercer abandono llegaba poco después, condicionado por estar todos los pilotos juntos por la bandera amarilla. Lucas di Grassi estaba metido en la lucha por el Top 10 cuando se pasó de frenada en la llegada a la chicane y le cerraron la trayectoria, chocando contra el muro con la suspensión rota. A su vez, da Costa intentaba arrebatarle el quinto puesto a Buemi, pero Sam Bird conseguía adelantar a los dos BMW para lanzarse a por el francés de Nissan.

La carrera del líder del campeonato, Frijns, se terminó al meterse en un embudo con Sims al tratar de rebasarle en Santa Devota a falta de unos minutos para el final. Para entonces Vergne tenía en sus espejos retrovisores a Rowland, Massa y Wehrlein, todos menos Rowland en Attack Mode. En las dos últimas vueltas, con todos quedándose sin energía, llegó a haber contacto entre ellos, pero al final Vergne logró mantener la primera posición con los últimos vatios de su batería por delante de Rowland, Massa y Wehrlein. El que no acabó fue Bird, que tras remontar posiciones un neumático pinchado le dejó fuera de combate a pocos metros del final.

Vergne, Rowland y Massa completaron el podio, siendo Vergne el primero que repite victoria esta temporada. Wehrlein finalizó cuarto por delante de Buemi y da Costa, completando el Top 10 Evans, Daniel Abt, André Lotterer y Lynn. Fuera de los puntos acabaron Stoffel Vandoorne, José María López, Jérome d’Ambrosio, Gary Paffett, Sims y Tom Dillmann, además de los retirados Bird, Frijns, Oliver Turvey, di Grassi, Mortara y Günther.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/noticias-formula-e/jean-eric-vergne-gana-eprix-monaco-formula/20190511174754027599.html


© 2019 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.