Imprimir

Rebajar kilos para contaminar menos

HYE | 28 de mayo de 2015

Carbures Group presenta la tecnología que permite sustituir las piezas de metal por las de fibra de carbono, no sólo en coches de alta gama sino también en utilitarios, furgonetas, etcétera.
Carbures Group presenta la tecnología que permite sustituir las piezas de metal por las de fibra de carbono, no sólo en coches de alta gama sino también en utilitarios, furgonetas, etcétera.

Tras la evolución de los motores para hacerlos más eficientes, la industria de automoción tiene pendiente el proceso de aligerar el peso de la estructura del vehículo.

Los grandes fabricantes de coches han exprimido los motores para hacerlos más eficientes y menos contaminantes. Ahora les queda trabajar en la estructura de los vehículos. El objetivo es rebajar kilos para que impulsarlos sea más fácil y así consuman y contaminen menos. Pero el proceso de sustitución de la fabricación en metal por la de fibra de carbono choca con una barrera: la falta de tecnología industrial en fibra de carbono.

La empresa Carbures Group ha roto esa barrera con el desarrollo de una tecnología propia y patentada que le permitirá, por un lado, fabricar hasta 75.000 unidades al año de una pieza de coche con fibra de carbono por cada lineal de producción, y por el otro, acceder a un mercado internacional con 800 millones de facturación posibles.

La Compañía aplica esta tecnología, Rapid Multi-Injection Compress Process (RMCP), en su nueva fábrica de El Burgo de Osma, Soria, de 2.600 metros cuadrados, para la fabricación de piezas de coche en fibra de carbono, en las que consigue reducir el peso, lo que incentiva el ahorro energético y facilita cumplir con los objetivos de contaminación impuestos por la Comunidad Europea.

La producción

Un lineal de fabricación de tecnología RMCP permite fabricar piezas de coche en fibra de carbono a la misma velocidad que los lineales tradicionales en metal, cuatro veces más pesado y 3,5 veces menos resistente a los golpes. Cuando la Compañía alcance la velocidad crucero de navegación, trabajando a tres turnos de 22 horas por día, 220 días al año, tendría la capacidad de producir entre 40.000 y 75.000 unidades de una sola pieza de coche por cada lineal instalado. En el caso de piezas pequeñas, que permitan hacer más de una pieza por ciclo, la cifra se puede multiplicar hasta por diez. El nuevo lineal fabrica en ciclos de tres a seis minutos por pieza de fibra de carbono, lo que le hace plenamente competitivo, tanto en tiempo de producción como en cantidad y calidad del proceso, con la fabricación tradicional en metal.

Esta carrera por fabricar coches más eficientes viene impulsada por un marco regulatorio europeo mucho más exigente en cuanto a las emisiones de los vehículos. Así, la UE penalizará con multas económicas a los coches que emitan más de 70 gramos de partículas de dióxido de carbono por kilómetro recorrido en 2025, (actualmente el límite es de 130 gramos para 2015), por lo que todos los fabricantes están volcados en el desarrollo de coches menos pesados, que sean mucho más fáciles de desplazar, de carrocería más segura y mucho más resistentes a la corrosión del agua, la sal, y otros elementos que oxidan y deterioran la chapa metálica actual.

“El potencial de crecimiento que nuestra tecnología RMCP aporta a la Compañía es tremendo y tendrá su reflejo en la cuenta de resultados. La inauguración de esta fábrica de El Burgo de Osma es fundamental para la Compañía y supone toda una revolución en la industria de la automoción en el mundo. Nuestra capacidad industrial de fabricación en series largas de piezas en fibra de carbono nos posiciona a la vanguardia en la industria del automóvil”, afirma el presidente de Carbures, Rafael Contreras.

A partir de ahora, todos los coches llevarán piezas del mismo material que el de un fórmula 1.

“A partir de ahora, todos los coches llevarán piezas del mismo material que el de un fórmula 1. La carrera por aligerar el peso de los coches ya ha comenzado y nosotros estamos en la pole position de la industria”, añade Contreras.

Carbures ya trabaja con importantes proveedores de piezas de coche para los grandes fabricantes. En previsión del incremento tanto del número de pedidos de piezas de coche en fibra de carbono como de la cantidad de piezas por pedido, Carbures comenzará la instalación de un segundo lineal de fabricación en Burgo de Osma este mismo verano.

La fábrica de El Burgo, cuando funcione a pleno rendimiento, podrá ocupar a más de 50 operarios, ahora emplea a 25. Esta planta tiene una ubicación estratégica al estar situado entre los grandes polos de automoción en España, como son Cataluña, Valencia y Castilla y León.

carbures12

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/tecnologia/rebajar-kilos-contaminar-menos/20150528200003009534.html


© 2020 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.