Imprimir

Tesla estudia que sus coches eléctricos se usen como carsharing en China

HYE | 20 de enero de 2019

Tesla estudia que sus coches eléctricos se utilicen en China en negocios de carsharing.
Tesla estudia que sus coches eléctricos se utilicen en China en negocios de carsharing.

La firma californiana está incrementando sus actividades en el mayor mercado de vehículos eléctricos del mundo en una expansión que culminará con la inauguración de la Gigafactoría 3, que el CEO Elon Musk programó para 2020. 

La apertura del Gobierno chino como respuesta a las quejas de los fabricantes de coches extranjeros, que pedían una reducción de los aranceles comerciales, ha propiciado que compañías como Tesla hayan intensificado sus actividades en el gigante asiático en los últimos meses. La firma de Elon Musk comenzó a construir recientemente su Gigafactoría 3, que se ubicará en Shanghái y tendrá capacidad para producir 500.000 unidades al año. Pero no es el único movimiento que planea la empresa en el país.

Tesla está planeando que los coches eléctricos que fabrique en China puedan tener una finalidad más allá de la venta a particulares. En este sentido, la firma californiana estudia hacer que sus vehículos formen parte de servicios de carhsaring de compañías chinas, un negocio que está creciendo exponencialmente desde la llegada del coche eléctrico. De hecho, un estudio recogido por la cadena norteamericana Bloomberg señala que en 2020 se podrían alquilar hasta dos millones de coches en China frente a los 100.000 de 2017.

Además, Tesla anunció que en la Gigafactoría 3 se fabricarán el Model 3 y el Model Y, además de acoger nuevos modelos una vez que sean presentados. Aquí entra en juego la conducción autónoma. Musk contempla llegar al nivel 5, aquél en el que un vehículo no necesita conductor humano, para 2025. En 2016, el propio CEO de Tesla aseguró que cuando esto estuviese listo, los clientes de Tesla solo tendrían que pulsar un botón en la aplicación para dispositivos móviles y serían recogidos.

Tesla también ha anunciado que sería necesario recortar costes, lo que reduciría también la presión que ha experimentado la compañía con las primeras entregas del Model 3. Solo necesitaría algún socio para operar en China, y ahí entrarían en juego otras firmas como Lyft o Uber, líderes mundiales del sector y que ya operan en China.

Más tarde, Musk afirmó que esa tecnología podría estar al alcance a finales de 2019, por lo que la entrada en el negocio del carsharing con una marca propia estaría más cerca de lo que indicaban las previsiones iniciales.  Esto podría repercutirle a la compañía una reducción del 30% en los costes, gracias a que desaparecería la comisión que suelen cobrar los negocios de movilidad compartida.

Sin embargo, existe otro punto que Tesla tiene en cuenta. Tendrán que competir contra tarifas públicas muy baratas y con una amplia oferta de transporte público, además de contra las compañías chinas del sector. La apuesta de Musk por China es clara y el inicio de las obras de la Gigafactoría 3, la primera que se construirá fuera de EEUU, lo refuerza, por lo que el magnate sudafricano podría estar guardándose un as en la manga.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/tesla-estudia-coches-electricos-usen-carsharing-china/20190118150030024723.html


© 2019 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.