Híbridos y Eléctricos

GRABADO EN VÍDEO CON SONIDO

Así suena el prototipo de avión eléctrico eVTOL de Lilium de 5ª generación

Lilium quiere demostrar con estos dos vídeos la calidad del sonido que emite su avión eléctrico eVTOL, compatible con el uso de los helipuertos convencionales situados en las azoteas de los edificios.

demostrador quinta generación taxi electrico aereo lilium
El demostrador de Lilium de 5ª generación cuenta con 36 rotores de pequeño diámetro embebidos en conductos. En su interior se montan siete asientos, aunque la aeronave es fácilmente escalable hasta los 15 asientos.

La empresa alemana Lilium es una de las muchas empresas que aspiran a conquistar el mercado emergente de los desplazamientos aéreos en vehículos eléctricos y autónomos. Desde una o varias plataformas situadas en las azoteas de los edificios más céntricos de la ciudad, los pequeños vehículos de Lilium despegarán para atender el encargo de sus clientes. La velocidad horizontal que serán capaces de desarrollar es de 300 km/h y la autonomía de vuelo de aproximadamente 300 kilómetros, por lo que cada vehículo podrá realizar el servicio completo de un día sin necesidad de volver a la plataforma a recargar. El empleo de estos vertipuertos implica la necesidad de reducir el ruido emiten las aeronaves. Y es precisamente ahí, donde el diseño de Lilium, que nada tiene que ver con el de la competencia, gana enteros.

El avión eléctrico eVTOL de Lilium es muy diferente al resto de las propuestas que se han ido presentando en este nuevo mercado, el de los taxis eléctricos voladores, cuyo pastel todavía está por repartir. Y es diferente porque su sistema de propulsión está formado por 36 pequeños ventiladores embebidos en conductos basculantes en lugar de los grandes rotores abiertos que son la opción más frecuente. Una opción que por un lado ofrece la ventaja de hacer más eficiente el vuelo horizontal, por lo que es posible recorrer mayores distancias, pero que por otro lado tiene la desventaja de ser muy poco eficiente en el vuelo estacionario de despegue y aterrizaje vertical.

Lilium también asegura que con esta opción los aviones serán mucho más fáciles de escalar hasta los 15 asientos sin perder la capacidad de aterrizar en un helipuerto estándar. Al ser las hélices de los rotores más pequeñas, su firma de ruido es significativamente menor. Lilium asegura que con un tratamiento acústico es posible reducir el ruido de para que no afecte a las personas que viven bajo las rutas de vuelo e incluso al lado de un vertipuerto.

Para demostrar esta afirmación, la compañía ha lanzado un par de vídeos con sonido que muestran en vuelo su prototipo de demostrador tecnológico de quinta generación. Lilium trata de mostrar más la calidad que la cantidad del sonido que llega a los oídos d quien se encuentra cerca de la aeronave ya que no hay una medición de decibelios ni nada con lo que comparar el volumen al que llega. En este caso, una imagen con sonido, valen mal que mil palabras.

Conversaciones: