Híbridos y Eléctricos

DE RETROSPECTIVE SCOOTERS

Este kit de conversión hace de una Vespa o Lambretta clásica un scooter 100 % eléctrico

Retrospective Scooters es una pequeña empresa londinense responsable de un kit de adaptación eléctrico para Vespa y Lambretta clásicas. Montarlo conlleva 16 horas y la empresa hace entregas en todas las partes del mundo.

kit conversión vespa
Kit de conversión para scooters clásicos italianos por De Retrospective Scooters

A menudo hemos mencionado lo sumamente fácil que es aplicar la electricidad a distintos tipos de herramientras, y kits como del que nos hacemos eco hoy son prueba de ello. Se trata de un paquete de conversión diseñado para las clásicas Vespa y Lambretta y hacer de ellas scooters eléctricos diseñado por la empresa londinense Retrospective Scooters.

La idea la tuvo el principal resposable de la empresa, Niall McCart, tras ver el endurecimiento de las medidas de acceso al Londres central, y las complicaciones que todo ello tiene para los usuarios de este tipo de scooters clásicos. Decidió ponerse manos a la obra con una solución que respetara la imagen clásica característica de estos scooters en conjunto con un eficiente esquema eléctrico. Con ello las incursiones en los núcleos urbanos más céntricos deja de ser un problema.

Se trata de un paquete de adaptación completo que tomará un total de 16 horas para ser instalado por el propio usuario y éste, da igual en el país donde encuentre, contará con el apoyo del diseñador del kit hasta finalizar el montaje del mismo. No obstante y dado su precio, tal vez muchos prefieran dar el salto directo a un scooter eléctrico como la Wellta Ártica y tener las proporciones de un scooter clásico unido a la fiabilidad de un esquema eléctrico moderno sin el trabajo previo de por medio que conlleva este kit.

Si de mancharse las manos se trata, el kit que propone Retrospective Scooters está compuesto por una batería de iones de litio que se antoja la principal protagonista del mismo, y que encuentra cabida dentro del scooter donde antes se encontraba el tanque de gasolina. Ésta tiene una capacidad de 1,792 kWh y es suministrada a la pequeña empresa londinenese por el especialista Panasonic

Con una carga completa de la batería el scooter en cuestión será capaz de brindar al usuario unos 55 kilómetros de autonomía. Cifra que aunque a priori pueda parecer corta, para las necesidades de un usuario medio que da uso al scooter eléctrico en ciudad se antojan más que suficientes, como hemos comprobado nosotros mismos en la prueba de autonomía de la mencionada Wellta Ártica.

De momento el proyecto se encuentra en fase conceptual, y aunque no mencionan la potencia del motor eléctrico sí declaran que se ubica en el buje de la rueda trasera y que, gracias a él, el scooter eléctrico, una vez convertido, alcanzará las 50 millas por hora (equivalentes a unos 90 kilómetros por hora).

El prototipo de pruebas primigenio tuvo lugar sobra la base de una Vespa Primavera de 1976. En una primera toma de contacto durante un evento llamado Vespa World Days en Irlanda del Norte, la mayoría de los probadores fueron puristas pertenecientes a clubes de propietarios de estos scooters clásicos, dice Niall McCart, pues, que su kit dejó claro que es capaz de convencer incluso a estos. Comentaba: "Estaban en contra cuando lo vieron, pero tan pronto como lo llevaron al otro extremo del estacionamiento y regresaron, tenían la mayor sonrisa en su rostro".

El precio de este kit de adaptación para scooters clásicos italianos de Vespa o Lambretta oscila, dependiendo del modelo, entre van desde 3,445 y 3,650 libras, que al cambio actual equivalen a entre 4.032 y 4.270 euros. Las entregas, como mencionado, las efectúa la empresa a nivel global.

Conversaciones: