Híbridos y Eléctricos

HARDWARE Y SOFTWARE COMÚN

MIH de Foxconn: la plataforma modular común que promete ser el Android del coche eléctrico

"El sistema Android de la industria del coche eléctrico", así expone directamente la propia Foxconn la idea de lo que pretenden implantar con su plataforma modular para coches eléctricos MIH.

MIH, la plataforma modular de Foxconn que promete ser el Android del coche eléctrico.
MIH, la plataforma modular de Foxconn que promete ser el Android del coche eléctrico.

La idea que llega a portada tal vez sea de las más prometedoras que últimamente ha visto la luz en la industria del automóvil suponiendo para este lo mismo que Android supuso para el sector de la telefonía allá en 2008 cuando silenciosamente hizo acto de presencia en los primeros smartphones. O al menos esta sería la intención de Foxconn con la presentación de su nueva plataforma modular para coches eléctricos MIH, con la que pretende la empresa taiwanesa diversificar su rango de actividades.

Y es así mismo como la compañía define esta nueva plataforma y en lo que pretenden convertirse con ella: "El sistema Android de la industria del coche eléctrico".  Y es que la idea es esencialmente la misma si la comparamos con el exitoso sistema operativo, ofrecer una plataforma común, tanto de software como de hardware, para que nos futuros clientes (es decir, los fabricantes) puedan realizar ligeras modificaciones para adaptar dicha base a su futuro coche eléctrico, ya sea un SUV o una berlina, tanto generalista como de lujo. También se atreven a mencionar la conducción autónoma entre su abanico tecnológico.

Tal vez estemos ante la plataforma que revolucione definitivamente el sector de la automoción y dispare la popularidad del coche eléctrico, o tal vez estemos ante una interesante propuesta que no encontrará más que un par de clientes. Pero lo cierto es que de ser planteada correctamente y de encontrar clientes serios, podría resultar un éxito tal y como resultó el sistema operativo. Izera se encuentra inmersa en la búsqueda de una plataforma para dar forma a sus coches eléctricos, al igual que se encontraba Fisker antes de cerrar su trato con Magna Steyr.

La presentación de esta plataforma se verá complementada por las baterías de estado sólido que la propia Foxconn se encuentra desarrollando y dice tener lista para 2024, ofreciendo así un producto completo a potenciales clientes que sólo tendrían que adaptar su propuesta a la plataforma MIH, ya que Foxconn podría incluso manufacturar los coches eléctricos de sus clientes.

Para poner a Foxconn en contexto en el mundo de la tecnología y poder imaginar lo que esto puede suponer para la industria, son muchas las empresas que confían a Foxconn la fabricación de sus famosos productos. Hablamos de firmas como Apple y su iPhone 12, Huawei, Amazon, Microsoft, Intel, Nintendo y Sega, por lo que si se han lanzado a la piscina con esta plataforma modular para coches eléctricos, hemos de tomarla en serio, a pesar de las malas noticias que suelen rodear la actualidad de la empresa taiwanesa.

Con esta apuesta Foxconn entra al mundo de la automoción en un momento no menos que idóneo dado el cambio de rumbo que está tomando la industria, y el estallido de oportunidades que ello conlleva. Apuntaba de manera muy acertada el Director de Producto de Foxconn, Jerry Hsiao: "Después de 2025, quien domine las tecnologías de baterías de estado sólido dominará la industria".

Conversaciones: