Híbridos y Eléctricos

SKATE DEPORTIVO

El monopatín eléctrico más deportivo se llama Hadean Carbon

Hace ya tiempo que vimos el nacimiento de los monopatines eléctricos. Estos han dado un salto de calidad y prestaciones con el nuevo Hadean Carbon, un skate que promete sensaciones y estética de auténtico deportivo. Y digamos que su precio se encuentra acorde con todo lo que promete.

hadean-carbon_portada
El monopatín eléctrico más deportivo se llama Hadean Carbon

Uno de los medios de transporte sin motor más clásicos, junto a la bicicleta, posiblemente sea el monopatín. Popularizado durante la segunda mitad del siglo pasado, a día de hoy sigue levantando pasiones entre muchos jóvenes, principalmente. Pero ¿y un monopatín motorizado? Es posible que a muchos de vosotros os haya venido a la cabeza el bueno de Marty McFly en la película de Regreso al Futuro con un pintoresco skateboard volante.

Evolve hoy nos muestra una nueva alternativa a los patinetes más tradicionales, aunque eso sí, su precio y sus capacidades se encuentran a años luz de lo conocido hasta hoy. En primer lugar, su diseño es prácticamente como podríamos imaginarlo, una tabla donde subirnos y cuatro ruedas, una en cada esquina de la misma. Hasta aquí todo correcto. Las diferencias empiezan en cuanto lo analizamos a fondo. 

Estéticamente sus formas son muy afiladas y claramente deportivas. Los polígonos y las líneas rectas se apoderan de casi todo cuanto vemos en él, dándole un aspecto realmente deportivo. La tabla tiene un tamaño de 1 metro de largo (96,5 cm de distancia entre ejes), pesa 12,3 kilos y es capaz de soportar hasta 100 kilos de peso. 

Su fabricación se ha realizado en fibra de carbono forjada, material que presume de ser ligero y resistente. Sus ruedas son intercambiables por otras de mayor o menor tamaño, dependiendo de las preferencias de su skater. Como detalle decorativo, la propia tabla posee iluminación LED que podremos personalizar, así como unas luces de freno reales que se encienden automáticamente cuando frenemos, al igual que sucede en otros vehículos.

Pero entrando de lleno en sus capacidades y prestaciones, el Hadean Carbon incluye motores duales de 3000 W en sus ruedas traseras y una batería de 43,2 V y 16 Ah que nos deja con una autonomía máxima de 65 kilómetros por carga. La recarga podemos efectuarla a través de una toma de corriente clásica y nos llevará entre 3 y 4 horas completarla. Su velocidad máxima es de 31 kilómetros por hora, nada mal si tenemos en cuenta que aquí no tenemos ni asiento ni manillar donde apoyarnos, como sí sucede en patinetes o motos eléctricas. Una de las principales novedades de este artilugio es que monta un sistema de ventilación con el que airear y extraer el calor de sus componentes eléctricos.

hadean-carbon-01

Tabla del monopatín Hadean Carbon.

Al ser completamente eléctrico su manejo no es tan sencillo como empujar con una pierna, como se lleva a cabo en los skate originales. Aquí el manejo se lleva a cabo vía un mando de control remoto con un doble gatillo, con el que aceleraremos o frenaremos. Este mando incorpora una pantalla LCD a color donde nos mostrará todos los datos de nuestra última andadura, como recorrido, velocidad, batería o distancia. A través de él también podremos escoger, entre cuatro opciones posibles, el tipo de modo de conducción que queramos llevar a cabo, yendo desde el más económico (ECO) en el que se prima la salud y estado de la carga, al más deportivo (GTR), donde se priorizarán las prestaciones sobre todo.

El Hadean también es compatible con la aplicación móvil 'Explore by Evolve', disponible tanto para Android como para iOS. A través de ella podremos personalizar las características de nuestra tabla, el ritmo de aceleración o frenada, o escoger el color que lucirá el LED decorativo, también dispondremos de mapas y datos históricos de nuestros desplazamientos. 

Ya podemos hacernos con uno de estos monopatines eléctricos en dos acabados: fibra de carbono o bambú. En ambos casos la zona superior de la tabla viene terminada con un material antideslizante. Su precio para la opción más económica (la de bambú) es de 2.383 euros, mientras que el de fibra de carbono tiene un precio de partida de 2.683 euros.

Conversaciones: