Híbridos y Eléctricos

300 EMPLEADOS DESPEDIDOS

Adiós al sueño de Britishvolt: la empresa de baterías entra en quiebra

Britishvolt era una compañía británica con grandes aspiraciones para el sector de las baterías de coches eléctricos. Después de años de investigación y desarrollo, la empresa se ha declarado en quiebra.

21700-group-image-6-revised-2048x1448
La empresa de baterías se ha visto obligada a renunciar a sus futuros proyectos, que eran determinantes para la industria automovilística en Reino Unido.

La empresa con sede en Reino Unido tenía importantes acuerdos firmados para los próximos años. Entre las marcas que ya habían anunciado su asociación con Britishvolt estaban Lotus o Aston Martin, entre otras, con las que esperaba desarrollar componentes para uso en vehículos de altas prestaciones. Finalmente, parece que esto no será así, ya que en un comunicado emitido por la empresa, reflejado en la BBC, esta ha entrado oficialmente en quiebra y espera liquidar pagos y deudas en las próximas semanas.

Britishvolt prometió la construcción de una fábrica con una inversión de 3.800 millones de libras esterlinas (4.340 millones de euros al cambio actual), que se ubicaría en Blyth, al noreste de Inglaterra.

Esta noticia ha supuesto un duro golpe a la industria automotriz británica, puesto que Britishvolt se presentaba como una enorme promesa para la nueva etapa eléctrica del sector en el país. Sin embargo, esta no ha sido la primera vez que ha peligrado el futuro de la empresa, puesto que en noviembre de 2022 ya vieron cercano su cese, que se evitó por una inversión externa recibida, aunque esta sólo le ha servido para seguir con vida dos meses adicionales. La cúpula de la empresa ha tomado la determinación de que no hay forma de continuar.

Actualmente, su plantilla de trabajadores está formada por un total de 300 personas que previsiblemente serán despedidas para comienzos del próximo mes de febrero.

BV_NE-Aerial-Render
Entre sus proyectos principales, estaba la construcción de una nueva planta de fabricación de baterías para coches eléctricos.

La mencionada planta que iba a construir Britishvolt en Blyth se posicionaba de vital importancia para el sector automotriz en el país, ya que la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores enfatizó tal hecho como garantía de futuro para Reino Unido. En estas instalaciones se esperaba producir hasta 300.000 baterías para coches eléctricos de forma anual (alrededor de 30 GWh de capacidad), con 3.000 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos. Según los planes iniciales, apuntaban a un inicio de esta actividad en 2024, pero el pasado mes de agosto se anunció un retraso hasta mediados de 2025 por diversas causas.

Entre sus muchos movimientos, el pasado mes de mayo de 2022, Britishvolt anunció la compra de EAS Batteries, un fabricante de baterías alemán con el que esperaban acelerar el desarrollo e inicio de fabricación de sus baterías de alto rendimiento. Por el momento, no se conoce qué destino correrá la empresa germana después de la declaración de cese de actividad por parte de la británica.

Por otro lado, los acuerdos alcanzados con Lotus o Aston Martin quedan cancelados, a la espera de que ambas marcas renueven su compromiso con otra empresa suministradora de este componente.

Conversaciones: