Híbridos y Eléctricos

EQUIVALENTE A 125

A prueba: Horwin EK3, un ágil y solvente scooter eléctrico que destaca por un muy bajo consumo

La Horwin EK3 es un scooter eléctrico que ya hemos podido analizar. Tiene un precio en España que parte en 4.700 euros antes de ayudas, y destaca por su relación entre autonomía y potencia.

Horwin EK3 portada3
Horwin EK3 portada3

Horwin es una firma de movilidad eléctrica que ya tiene disponible en España toda una gama de motocicletas eléctricas. En ella destacan, por un lado, la CR6 que con un estética de tipo cafe racer y por otro la EK3, un scooter eléctrico objeto de esta prueba.

Tras convivir con él durante una semana podemos destacar que la EK3 es un scooter eléctrico en el que la mejor baza la tiene entre su relación entre la potencia de su motor eléctrico central y la autonomía con una carga completa en la variante de una única batería.

No obstante, hemos de profundizar más sobre qué tipo de scooter es el Horwin EK3, cuáles son sus rivales y qué ofrece con respecto a ellos teniendo en cuenta su precio.

Horwin EK3 1
Horwin EK3.

¿Qué tipo de scooter eléctrico es el Horwin EK3?

El Horwin EK3 es un scooter eléctrico articulado en torno al concepto de un modelo urbano tradicional, es decir, se asimila a otros 125 de gasolina como la Yamaha D'elight, Daelim Besbi o Kymco Like, entre otros.

Por tanto, se trata de un scooter eléctrico pensado principalmente para viajar a diario en solitario, con una faceta práctica marcada por su piso plano, asiento para dos pasajeros y plataforma de carga para instalar un baúl. A ello hay que sumar un pequeño hueco bajo el asiento que si bien no permite albergar un casco integral (aunque sí uno de tipo jet), y que valdrá para depositar objetos de relativo volumen, como un bolso, enseres varios o el cargador de la batería.

Horwin EK3 9
Si se opta por la versión de batería individual, bajo el asiento de la EK3 queda hueco para depositar enseres varios o un casco de tipo jet (uno integral no cabe).

El EK3 es uno de los tres modelos para particulares que la marca vende en España. Se sitúa justo por encima del Horwin EK1, con la misma apariencia pero que por rendimiento se cataloga como un ciclomotor eléctrico, y por debajo de la Horwin CR6, una moto eléctrica de estética deportiva que se desmarca ligeramente en términos de potencia y batería.

La Horwin EK3 está disponible en España desde 4.700 euros. Precio que coincide con el de la versión que hemos probado al equipar un único módulo de baterías. Al equipararse por homologación a una 125 de gasolina, es posible optar al Plan Moves III y los 1.100 euros (mínimo) que devuelve a la postre de la compra. De elegir dos baterías, el precio ascenderá a los 5.600 euros.

Sin duda una de las partes más llamativas de la EK3 conforme a otros rivales como la NIU MQi GT o la Super Soco CPX es la solución por la que la marca ha optado para su motor, ya que al contrario que sucede con estas, la EK3 equipa un motor eléctrico central y transmisión por cadena que rinde hasta 6,2 kW de potencia máxima (que equivalen a 8,31 CV), mientras que la nominal se sitúa en los 3,5 kW. Ello queda complementado por una contundente cifra de 195 Nm de par motor.

Horwin EK3 8
Horwin EK3.

En lo relativo a prestaciones, cada módulo de baterías tiene, por su parte, una capacidad de 2,88 kWh logrando (teóricamente) 100 kilómetros con uno de ellos y hasta 200 al equipar los dos, mientras que la velocidad máxima está limitada a 95 kilómetros por hora.

Así es y así se comporta la Horwin EK3

De apariencia tecnológica y cuidada, la EK3 se muestra sutil entre el tráfico y destaca menos que otros de sus más directos rivales, aspecto que nos sorprendió ya que su estética llega a resultar incluso ligeramente marciana a causa del diseño de sus grupos ópticos. Ni siquiera estando acabada en el color rojo de la unidad probada la EK3 ha captado un interés similar entre los viandantes a otros modelos como el NIU MQi GT o el Ecooter E2 Max.

Una vez a lomos de la EK3 y rondando entre el tráfico, nos percatamos de la agilidad con la que se mueve y lo fácil que es esquivar obstáculos aunque apenas tengamos apenas margen de maniobra.

Sin duda, se mueve con más soltura que las MQi GT y E2 Max nombradas antes. A ello ayuda, sin duda, un peso de tan sólo 95 kilos y una llanta delantera de 14 pulgadas, que la convierten casi en una rueda alta dado que se trata de un scooter eléctrico sumamente compacto (1,9 metros de largo, 69 centímetros de ancho y 1,13 metros de alto, mientras que la altura del asiento es de 78 centímetros).

Horwin EK3 6
Horwin EK3.

Uno de los aspectos que más llama la atención conforme a otros modelos que hemos probado es que el manillar muestra una distancia entre ambos puños comedida, lo que hace que la disposición de los brazos sea algo más cerrada de lo normal. No obstante sigue tratándose de una posición que resulta natural y nada incómoda.

La calidad de los acabados y plásticos de la EK3, así como los ajustes entre piezas y paneles se antojan correctos, aunque en este apartado tanto la NIU MQi GT como la Ecooter E2 Max ofrecen una sensación más sólida, (lo que no significa que el EK3 esté mal rematado).

Pasando al apartado de las prestaciones, la agilidad con la que se mueve el Horwin EK3, unido a los 195 Nm de par motor y sus 6,2 kW de potencia hacen que sea de los scooters eléctricos urbanos que mejor comportamiento tiene (salvando distancias con la Ray 7.7, Silence S02 y Ecooter E5). La sensación de velocidad está presente siempre que se aprieta el acelerador y se ve acentuada, además, por el sonido del motor eléctrico en conjunto con la cadena, y es que es el único modelo que de verdad hace un ruido sustancial al circular, ya que se asemeja a un zumbido que aumenta su intensidad conforme ganamos intensidad.

Las vías rápidas no son el hábitat natural de la EK3. Sí que alcanza los 101 kilómetros por hora de marcador de manera rápida, por lo que en las incursiones puntuales en este tipo de vías el conductor no tendrá la sensación de sentirse vendido entre turismos y autobuses que circulen alrededor. De hecho, entre los 70 y los 100 kilómetros por hora la aceleración que brinda el EK3 hace que podamos circular y adelantar con suficiente margen y comodidad a otros vehículos. No obstante la protección contra el viento es escasa (algo normal en un scooter urbano) y se echa en falta algo más de peso y distancia entre ejes para rodar con mayor aplomo.

En el apartado de la frenada, si bien es cierto que la EK3 no destacará por la potencia de su sistema de frenos, sí que cumple con lo que se espera para un scooter eléctrico de corte urbano. Además, también es ligero, por lo que sus pinzas tampoco tienen un excesivo volumen de trabajo. El sistema de antibloqueo de frenos de tipo CBS lidió con soltura al clavar la EK3 con frenadas exigentes en repetidas ocasiones.

Horwin EK3 3
Horwin EK3.

Como contrapartida a todo lo bueno comentado acerca del desempeño de la EK3 (no hay nada perfecto), su impetuoso motor eléctrico daba algunos tirones de la cadena al rodar a velocidad sostenida entre el tráfico, y ello se traducían a un rodar a empujones si no se prestaba atención al acelerador, lo que hace que el confort de marcha se vea mermado (al menos era así en nuestra unidad de pruebas). En este sentido nos recordó, sin duda, a la Wellta Artica y su nerviosismo a la hora de sostener la velocidad a gas constante.

Autonomía y consumo real del Horwin EK3 

A pesar de ello, el EK3 ha conseguido alzarse por encima de todos los scooters eléctricos que hemos probado en un apartado, el del consumo. En nuestra prueba de autonomía habitual en la ciudad de Málaga, el Horwin EK3 ha arrojado una cifra de consumo medio de 28,19 kilómetros por cada kWh de su batería, o lo que es lo mismo, 2,36 kWh a los 100 kilómetros.

El único modelo que fue capaz de promediar un consumo que se acerca al del EK3 fue el Ecooter E2 Max, con una media de 28,11 kilómetros por kWh de batería. Cifra similar, sí, pero que el modelo de Horwin logra con una potencia máxima mayor de al E2 Max, que rinde 4 kW por los 6,2 de la EK3.

Horwin EK3 5
Horwin EK3.

Por otro lado, Horwin anuncia que a una velocidad sostenida de 45 kilómetros por hora, y con un único módulo de baterías, la EK3 podrá recorrer una distancia de hasta 100 kilómetros con una carga completa.

La cifra de autonomía real total de la EK3 la daremos a conocer en nuestro habitual artículo relativo a la prueba de autonomía, pero a modo adelanto podemos decir que la cifra lograda dista de los 100 kilómetros que anuncia Horwin, aunque a causa de su bajo consumo logra más kilómetros por cada carga que otros scooters que recurren a baterías del mismo tamaño o similar, como la Ártica o la Super Soco CPx con autonomías logradas en nuestra prueba de 69 y 74,6 kilómetros, respectivamente.

Conclusiones, ¿es una compra recomendable el Horwin EK3 como scooter eléctrico para diario?

El Horwin EK3 es uno de los modelos que más nos ha convencido de entre todos los scooters eléctricos urbanos que ha pasado por nuestras manos. Se sitúa entre medias de sus dos mayores rivales, los nombrados Ecooter E2 Max y NIU MQi GT, tan sólo adoleciendo conforme a ellos una sensación de producto algo menos maduro (Horwin apenas acaba de irrumpir en España), pero lo compensar al ser el modelo que más sensación de moto brinda al pilotarlo.

Mientras que el E2 Max es el más menudo de todos los modelos que estamos tratando, la NIU NQi GT no llega a poder entregar la potencia con la contundencia que lo hacen sus dos rivales, aunque a la postre resulta más barato de adquirir y sí que ofrece una sensación de producto más sólido que los E2 Max y EK3.

Horwin EK3 4
Horwin EK3.

La EK3, pues, convencerá a aquellos que valoren una entrega de potencia competente sin que conlleve sacrificar la autonomía. Y todo ello dentro de un precio relativamente contenido, ya que para disfrutar de una aceleración mejor que la EK3 habrá que dar el salto a los Silence S01 o Ecooter E5, que militan en un segmento superior a la EK3 conllevando, también, un desembolso mayor.

Conversaciones: