OFERTA PÚBLICA INICIAL DE 2.000 MILLONES DE DÓLARES

El fabricante chino de coches eléctricos NIO se prepara para salir a bolsa

NIO, fabricante chino de coches eléctricos, usará el dinero para desarrollar la conducción autónoma y baterías de iones de litio.

El fabricante chino de coches eléctricos NIO se prepara para salir a bolsa.
El fabricante chino de coches eléctricos NIO se prepara para salir a bolsa.

La startup china NIO, dedicada a la fabricación de coches eléctricos, contrató a ocho bancos para trabajar en una oferta pública inicial en Estados Unidos valorada en 2.000 millones de dólares (1.640 millones de euros). De esta manera quieren financiar su crecimiento como empresa al desarrollar las áreas de la conducción autónoma y la producción de baterías de iones de litio.

Los bancos que contrató NIO son: Morgan Stanley, Goldman Sachs, Bank of America Merrill Lynch, Credit Suisse, Citigroup, Deutsche Bank, JPMorgan y UBS, informaron fuentes a Reuters. NIO es una de las automotrices chinas de coches eléctricos que se han planteado vender coches en Estados Unidos y Europa, impulsadas por el gobierno de su país que pretende convertirse en líder global de los vehículos a batería.

La oferta pública inicial de NIO se convertiría en la mayor cotización de una empresa China en Estados Unidos desde la oferta pública de 25.000 millones de dólares (20.500 millones de euros) del gigante del comercio electrónico Alibaba Group Holding en 2014. En octubre de 2016, la empresa de logística china ZTO Express recaudó 1.410 millones de dólares (1.150 millones de euros) en una oferta pública inicial en Nueva York.

El éxito de los coches eléctricos en China

Aunque el mercado automotriz de China se desaceleró notablemente en 2017, los vehículos de “nueva energía” siguen ganando popularidad. Expertos de la industria consideran que las ventas de coches eléctricos crecerán un 40% este año en China, superando el millón de vehículos. Los fabricantes de coches y los inversionistas han inyectado miles de millones de dólares al sector de los vehículos de batería.

Por ejemplo, el fabricante chino Geely adquirió casi el 10% de Daimler en una inversión de 9.000 millones de dólares (7.370 millones de euros), un gran esfuerzo por acceder a los secretos eléctricos y autónomos de la empresa matriz de Mercedes-Benz.

NIO, con sede en Shanghái, es una de las primeras firmas chinas que lanzará vehículos eléctricos de producción. La empresa ya habilitó las ventas del NIO ES8, un SUV totalmente eléctrico de siete asientos, a la mitad del precio del Tesla Model X. También prometió lanzar un coche eléctrico para el mercado de Estados Unidos en 2020.

En noviembre del año pasado, NIO recaudó más de 1.000 millones de dólares en su última ronda de financiación, valorando a la empresa en alrededor de 5.000 millones de dólares (4.100 millones de euros). Entre sus inversionistas se encuentran Tencent Holdings, Hillhouse Capital Group y Sequoia Capital.

Conversaciones: