Híbridos y Eléctricos

ESTUDIO SOBRE COSTES DE MOVILIDAD

Tener coche propio cuesta menos que alquilar un vehículo con conductor

Un estudio de la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA) concluye que el uso de servicios como Uber, Cabify y Lyft, a tiempo completo, duplica los gastos que soporta cualquier propietario de vehículos.

El alquiler de vehículos con conductor sale más cara que tener coche propio.
El alquiler de vehículos con conductor sale más cara que tener coche propio.

Hay personas que prefieren usar servicios como Uber, Lyft y Cabify como alternativa a la propiedad de un automóvil, pero habrá quien tenga dudas de si son realmente una alternativa viable económicamente. En ciudades donde gastos como el seguro y el estacionamiento están por las nubes puede parecer que alquilar un coche con chofer es más económico que adquirir un vehículo en propiedad. Sin embargo, un estudio de la Asociación Automovilística Estadounidense desmonta esta idea, demostrando que tener coche propio sigue siendo una opción más rentable para nuestro bolsillo.

Los gastos se duplican cuando se opta por estos servicios

Desde la AAA han estudiado el coste de los servicios de transporte, incluido el uso eventual de automóviles de alquiler, en 20 de las principales áreas urbanas estadounidenses y lo han multiplicado por 10.841 millas (17.447 kilómetros) anuales recorridas por un conductor promedio en dichas zonas. Las ciudades son los únicos lugares donde los servicios de transporte representan una opción práctica, a tiempo completo, para desplazarse. Partiendo de esa cifra, el hecho de apostar por el servicio de transporte costaría unos 20,11 dólares (17,30 euros) por año.

Estos 20,11 dólares suponen más del doble del coste de tener un vehículo de propiedad, incluidos los gastos de estacionamiento, combustible y seguro, según la AAA. Además, los gastos medios de poseer y manejar un vehículo nuevo son de 7,32 dólares (6,29 euros), a partir de la cifra de millas/kilómetros ya mencionada. La investigación también pone de manifiesto que la tarifa plana media de estacionamiento cuesta 2,72 dólares (2,34 euros) en las 20 zonas analizadas; mientras que el transporte con conductor es casi tres veces más caro que el coche propio para aquellos usuarios con aparcamiento gratuito.

Boston encabeza la lista de áreas urbanas más caras

A partir de una muestra de 20 áreas urbanas, el estudio determina aquellas donde es más caro usar servicios de transporte con conductor a tiempo completo. Boston se sitúa en la primera posición con 27,54 dólares en gastos (23,69 euros), seguido de Nashville, Tennessee, con 26,39 dólares (22,70 euros). Por debajo aparecen Seattle con 23,95 dólares (20,60 euros), Filadelfia con 23,20 dólares (19,96 euros) y Chicago con 22,020 dólares (18,94 euros). En el otro polo, las zonas más económicas fueron Dallas con 16,94 dólares (14,57 euros), San Diego con 17,31 dólares (14,91 euros), Miami con 17,33 (14,91 euros), Fénix con 17,43 dólares (14,99 euros) y Atlanta con 17,74 dólares (14,99 euros).

Este baile de cifras se basó en estimaciones de gastos de 243,83 desplazamientos de un solo conductor, desde un punto de vista económico, en las 20 zonas urbanas objeto de análisis. Para ello, el estudio calculó un promedio de 13,15 dólares (11,31 euros) por viaje de 6,66 millas (10,71 kilómetros). La AAA valoró el uso de coches de alquiler para desplazamientos más largos.

La asociación estadounidense sugiere algunas medidas que pueden reducir los gastos de propiedad de automóviles. Por ejemplo, los usuarios pueden adquirir coches de segunda mano u ocasión en buen estado, evitar el uso de gasolina prémium o comprar un vehículo eléctrico cuyos gastos de mantenimiento y combustible son sensiblemente menores para el propietario.

Conversaciones: