Híbridos y Eléctricos

APPLE CAR

El coche eléctrico de Apple llegará más tarde de lo previsto y sin conducción autónoma

El proyecto del coche eléctrico de Apple sufre un nuevo revés. Los nuevos planes fijan un lanzamiento para el año 2026, a la vez que se recortan las pretensiones de conducción autónoma, al menos al principio.

Apple-Car-Tim-Cook
Apple-Car-Tim-Cook

Está claro que diseñar y desarrollar un coche es mucho más difícil que crear dispositivos móviles. Aunque desde fuera parezca un simple objeto de metal con cuatro ruedas y un motor, las exigencias técnicas del desarrollo de un coche son complicadas. Hace ya casi dos años que Tim Cook habló por primera vez del coche eléctrico de Apple. Un proyecto enorme que culminaría en poco tiempo con una tecnología vanguardista. Sin embargo, la realidad ha golpeado a los de Cupertino. El Apple Car se retrasa una vez más, ahora hasta 2026, y tampoco será capaz de ofrecer la esperada conducción autónoma, no al menos desde el principio.

En los últimos años hemos estado escuchando numerosos rumores con respecto al primer coche firmado por la manzana. Los plazos de tiempo comprendían entre 2024 y 2028, aunque todo el mundo daba por hecho que en 2025 el proyecto estaría completado. Ahora un nuevo informe desvelado predice su debut en algo menos de cuatro años, pero para compensar el retraso se informa que contará con un chip de Apple completamente personalizado que será capaz de ofrecer un rendimiento cuatro veces superior a los chips más avanzados que emplea la compañía actualmente, los famosos M2.

La pretensión de Tim Cook era que su primer coche eléctrico se lanzase al mercado con una avanzada conducción autónoma (no sabemos el nivel), un objetivo que es mucho más fácil de decir que de crear. Los ingenieros se han enfrentado a continuos problemas en la creación del software. Apple ha optado por crear el suyo propio, aunque en momentos puntuales de esta historia han corrido rumores de colaboración con otros grandes fabricantes como Hyundai, aunque luego no han quedado en nada. El Proyecto Titán sigue adelante, pero avanzando despacio.

Apple Car Foxconn
Por el momento no hay diseño definitivo para el coche eléctrico de Apple

Para no seguir dilatando el proceso, Apple parece haber optado por una solución salomónica. Lanzar el coche en 2026 pero sin conducción autónoma total. Así es lo que detalla el último reporte publicado por Bloomberg. La capacidad autónoma estará disponible en algún momento de la vida comercial del coche de Apple, pero no desde un principio. “Es un cambio significativo para el proyecto. La compañía ahora está planeando diseños menos ambiciosos que incluirán un volante y pedales que sólo admitirán capacidades de conducción autónoma total en carreteras”, así lo han comunicado fuentes internas al medio americano.

Para rematar el turno de filtraciones, empiezan a rumorearse los precios de lanzamiento del Apple Car. Lejos de pensar en un coste asumible por muchos compradores, los de Cupertino estiman que el precio de lanzamiento se situará por debajo de la barrera de los 100.000 dólares. Ese es el objetivo del equipo de desarrollo, aunque no podemos tomarlo como una cifra cerrada. Apple espera ofrecer diferentes versiones y acabados, lo que significa que algunas versiones podrían alcanzar los 120.000 dólares. Una estimación precipitada teniendo en cuenta que todavía no cuentan con un diseño definitivo.

La compañía tiene como objetivo tener listo un diseño firmado y aprobado para el próximo año y tener muchas de las especificaciones definidas para finales de 2024. Eso supondría que las pruebas de carretera empezarían a principios de 2025, dilatándose más de un año. Insistimos en que son plazos orientativos y no definitivos. A Apple le queda mucho trabajo por delante, incluido el encontrar un socio que fabrique su coche. La lista de futuribles es larga e importante, pero por el momento no hay nada confirmado. Foxconn es una de las mejor situadas para ello, pues no hay que olvidar que los de Cupertino ya trabajan con Foxtronn, la empresa matriz encargada de la producción de los teléfonos móviles de la manzana.

Conversaciones: