Híbridos y Eléctricos

ENTREVISTA A LAURENS VAN DEN ACKER

Así afecta al diseño de los modelos de Renault ser coches eléctricos concebidos desde cero

Laurens van den Acker, jefe de diseño del grupo Renault, explica cómo afecta la condición de coches eléctricos a los diseños de sus nuevos modelos, especialmente al nuevo Megane E-Tech y a los futuros Renault 5 eléctrico y Renault 4ever.

Renault IAA 2021 Munich renault 5 renault megane e-tech
Renault mostro el nuevo Renault Megane E-Tech y el prototipo del Renault 5 eléctrico en el Salón del Automóvil de Múnich 2021.

El nuevo Renault E-Tech, presentado hace unos días en el Salón del Automóvil de Múnich reúne la ambición de la marca en su transformación eléctrica y la experiencia y el lenguaje de diseño que ha trabajado durante los últimos años. Laurens van den Acker, jefe de diseño del grupo francés ha sido entrevistado por Automotive News, y ha explicado las claves de la renovación de Renault en los últimos años, tanto en diseño como en tecnología. Dos aspectos clave que han influido definitivamente en el aspecto de sus nuevos modelos.

Laurens van den Acker asumió el cargo de jefe de diseño del Grupo Renault en 2009 siendo el responsable de una exitosa renovación en la marca. Ahora, con la llegada del nuevo CEO, Luca de Meo, ha pasado a asumir un papel menos práctico, como vicepresidente ejecutivo de diseño de grupo. Van den Acker explica desde su nuevo puesto cómo se creó el Renault Megane E-Tech y el camino de los futuros vehículos eléctricos con influencia retro: el Renault 5 eléctrico y Renault 4ever.

El Renault Megane E-Tech

Para van den Acker el nuevo Megane E-Tech es más que un coche eléctrico. Es un símbolo de lo que representa el plan Renaulution, porque representa la estrategia eléctrica del fabricante sin concesiones. Fue Luca de Meo el que decidió ponerle el nombre de Megane demostrando que no hay vuelta atrás a la combustión interna. El modelo más vendido de la marca, su icono desde hace años, se convierte en un coche eléctrico y solamente eléctrico: no hay duda de las intenciones del fabricante.

Laurens van den Acker, jefe de diseño del grupo Renault

Laurens van den Acker, vicepresidente ejecutivo de diseño del Grupo Renault.

Además es un coche muy importante para que Renault pueda justificar vender vehículos eléctricos, a un precio mayor. Para ello, necesita ofrecer un diseño novedoso, una mayor calidad de acabados y de construcción y dotarlo de nuevas tecnologías. Se trata de un modelo impulsado ya por la nueva jefatura de Luca de Meo, que empujó todo lo que pudo para que el modelo de producción fuese lo más parecido posible al de exhibición y así ha ocurrido en el aspecto general, el tamaño de las ruedas, en los colores, en los detalles decorativos, en los acabados y en el interior.

La nueva plataforma CMP-EV se refleja en el diseño del vehículo. Con una distancia entre ejes de 2,70, y el tamaño de un SUV compacto, 4,21 metros, se logra un espacio interior mucho mayor que en anteriores generaciones. Al reducir el compartimento del motor, los voladizos pueden ser mucho más cortos y el sistema de climatización HVAC puede pasar al otro lado del salpicadero. A su vez, con un motor muy estrecho es posible poner ruedas de mayor diámetro sin sacrificar el radio de giro, “porque con un motor normal, no podríamos girar las ruedas lo suficiente”. En el habitáculo los huecos para almacenar objetos son mucho mayores y también ha crecido el espacio para las rodillas.

Respecto a las nuevas pantallas en forma de L invertida de más de 700 cm2 de superficie, Van den Acker explica que no deja de ser una tendencia de todos los fabricantes, que están agrandando notablemente el tamaño de las pantallas del interior de sus modelos. “Esto es natural: si mi teléfono es más grande que el tuyo, soy más moderno, soy más progresista, soy más rico”, explica. A parte de las razones subjetivas, en la configuración de la nueva interfaz hay un beneficio técnico.

openr Renault Megane e-tech

Nuevas pantallas en forma de 'L' invertida del Renault Megane E-Tech.

La combinación del diseño horizontal de la zona de instrumentación, que mantiene el formato tradicional y el diseño vertical de la zona de información y entretenimiento. Es aquí donde este formato permite al ojo y el cerebro humano encontrarse más cómodo, puesto que es más fácil leer información y menús de arriba abajo que de izquierda a derecha.

También facilita la navegación, puesto que permite mostrar más información si los gráficos siguen la dirección natural del coche, de abajo a arriba. Una decisión que Renault ya venía integrando en sus vehículos anteriores y que aquí ha terminado de afinar. “El desafío para nosotros fue cómo integrar las salidas de aire de una manera que parezca natural”.

También es novedosa la nueva interfaz OpenR para la que Renault ha colaborado con Google. La capacidad que ofrece ahora el sistema de utilizar las aplicaciones del gigante tecnológico directamente en el coche “simplificará las cosas para mucha gente: puede olvidar su teléfono inteligente en casa, y aún así tendrá todas sus aplicaciones en su automóvil, donde encontrarán el mismo entorno digital”. Van den Acker pone el acento también en las quejas sobre los sistemas multimedia de muchos conductores. Sean de la marca que sean, el 80% de ellas están relacionadas con la navegación. “Con la integración de la navegación de Google, esperamos reducir las nuestras”.

El Renault 5 eléctrico y el Renault 4ever

La simplicidad de los nuevos coches eléctricos debería reducir el tiempo necesario para su desarrollo. Sin embargo, Van den Acker hace notar que las marcas “encontraremos otras formas de complicarnos la vida”. Con ello hace referencia a la introducción de señores, radares o cámaras de seguridad. Sí se lograrán reducir los tiempos de lanzamiento de producto en la fase de montaje, porque los coches eléctricos son mucho más sencillos de ensamblar, sobre todo en la parte mecánica, al prescindir de cajas de cambios o complejas transmisiones. Al final unos procesos compensarán a otros”.

renault 4

Renault 4ever.

En este caso, los futuros modelos con inspiración retro de la marca, el Renault 5 eléctrico y el Renault 4ever pueden considerarse una excepción en la línea de productos de la marca francesa, “de la misma forma que lo son un Ford Bronco o un Ford Mustang, porque cuentan historias del pasado”. Estamos en un periodo de transformación a la electrificación en el que ciertas tipologías de vehículos están desapareciendo. En el caso de Renault, ¿hay espacio para el Scenic, o para el Twingo?: “En este período en el que corres el riesgo de volverte banal, sumergirte en la caja del tesoro de los íconos que cuentan una historia sobre las raíces de la empresa y la marca es una riqueza y una ventaja que deberíamos aprovechar”.

Conversaciones: