Híbridos y Eléctricos

BMW I HYDROGEN NEXT

El BMW X5 de hidrógeno, un paso más cerca de hacerse realidad

BMW ha anunciado el inicio de las primeras pruebas en carretera del BMW i Hydrogen NEXT, o lo que es lo mismo: el X5 de hidrógeno. Los prototipos del modelo darán un paso más en su desarrollo y BMW comenzará próximamentea probarlo en vías públicas europeas.

bmw-x5-hydrogen-next_portada
BMW i Hydrogen NEXT

La carrera tecnológica alrededor de los coches eléctricos tiene un protagonista claro, las baterías, y otro que todavía genera debate entre los fabricantes: la pila de combustible y el hidrógeno. BMW es uno de los que sigue teniendo planes apostando por el hidrógeno y ha anunciado que próximamente comenzará a probar en vías públicas el BMW i Hydrogen NEXT, el próximo BMW X5 de hidrógeno.

La compañía alemana ha anunciado en sus redes sociales el siguiente paso en el desarrollo del BMW i Hydrogen NEXT, el nombre elegido para el X5 con pila de combustible. Los prototipos entrarán ahora en la siguiente fase de su desarrollo y próximamente comenzarán las pruebas por carreteras públicas de toda Europa.

BMW ha acumulado miles de kilómetros en pistas de pruebas cerradas y circuitos, pero ahora es el turno de seguir probando el coche en vías convencionales y sondear también la experiencia de uso diaria.

Aparentemente, los prototipos no llamarían demasiado la atención si no fuese por el camuflaje azul tanto en la parte delantera como trasera. A nivel de diseño, se trata de un BMW X5 G05 (la generación actual). No obstante, ellos solos se delatan con la inscripción de las puertas laterales, con las palabras "Hydrogen Fuel Cell Test Vehicle" (Vehículo de prueba de pila de combustible de hidrógeno). Y es que lo realmente interesante está en el interior.

Bajo la carrocería de un X5 corriente, el BMW i Hydrogen NEXT esconde un propulsor eléctrico con pila de combustible alimentada de hidrógeno. BMW se ha asociado con Toyota para desarrollar este modelo y aprovechar así su experiencia con la tecnología de hidrógeno. El fabricante alemán se beneficiará de la experiencia de los japoneses con el Mirai, aunque muchos elementos del BMW X5 de hidrógeno tendrán desarrollo propio en la marca alemana. Componentes clave como la carcasa de la pila de combustible se desarrollarán y fabricarán en la planta de BMW en Landshut, Alemania.

El coche monta dos tanques, colocados en forma de T, que pueden almacenar 6 kilos de hidrógeno a 700 bares de presión y deberían ser suficientes para proporcionar unos 600 kilómetros de autonomía. El propulsor está compuesto por una pila de combustible (encargada de convertir la energía resultante de la reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno en energía eléctrica), una batería de iones de litio y un motor eléctrico para mover las ruedas. La pila de combustible del BMW i Hydrogen NEXT genera 170 CV de potencia continua, y la potencia total del motor eléctrico es de 374 CV.

propulsor-bmw-i-hydrogen-next

Propulsor eléctrico del BMW i Hydrogen NEXT.

BMW tiene previsto acumular experiencia en un uso "convencional" y su intención es presentar el coche en el año 2022. El BMW X5 de hidrógeno comenzará a venderse el año que viene en una tirada pequeña y limitada a unos pocos clientes. Para su versión de producción en serie habrá que esperar al menos hasta el año 2025: meses atrás, el fabricante dijo que intentará lanzarlo al mercado «lo antes posible en la segunda mitad de esta década», pero la fecha concreta dependerá en función de la situación y demanda del mercado.

Conversaciones: