Híbridos y Eléctricos

DECLARACIONES DEL DIRECTOR DE SOFTWARE

Cómo se hizo el ‘vídeo falso’ de Tesla sobre la conducción autónoma

Esta es la verdadera historia que hay detrás del vídeo que mostraba, en 2016, cómo un Tesla Model X podía circular de manera autónoma sin intervención humana, lo que le ha valido a su CEO una nueva demanda.

video tesla conduccion autonoma demanda elon musk-portada
En el vídeo, el Tesla Model X hace un recorrido desde Menlo Park hasta el aparcamiento de la sede del fabricante en Palo Alto, California.

A día de hoy, ni la tecnología ni la legislación están preparadas para la conducción autónoma. Si bien es cierto que la primera va por delante de la segunda, eliminar por completo la presencia del conductor es todavía imposible. Dependiendo de la normativa de cada ciudad, las pruebas están permitidas todavía con la presencia de un humano que responda a los posibles errores o en zonas muy controladas no abiertas al tráfico.

Sin embargo, en 2016, cuando la tecnología (y no digamos la legislación) estaban mucho menos desarrolladas que ahora, Tesla publicó un vídeo en su web, que fue promocionado por Elon Musk a través de Twitter, en el que se mostraba un Model X circulando de manera autónoma. Lo hacía en el Área de la Bahía de California, desde una casa en Menlo Park hasta la sede de Tesla en Palo Alto, durante unos pocos kilómetros, obedeciendo a las señales de tráfico y a las de los semáforos que se encontraba en el recorrido. Este es el vídeo completo:

¿Por qué sale a la luz este vídeo hoy?

Fue en 2016 cuando Tesla anunció que todos sus vehículos estarían equipados con el hardware necesario para lograr la capacidad de conducción autónoma total. Siete años después todavía sigue lanzando actualizaciones de software para mejorar esa capacidad. ¿Por qué surge esta polémica ahora? La razón es la publicación del testimonio de Ashok Elluswamy, director de Software de Piloto Automático en Tesla, en el juicio a Elon Musk iniciado tras las denuncias de algunos accionistas por el supuesto “engaño”.

A raíz de ellas, muchos medios hablan de un vídeo “falsificado” o “montado”. Elluswamy confirmó que Tesla usó un mapeo 3D en una ruta predeterminada para crear el vídeo. También asegura que el recorrido se realizó previamente varias veces y que los conductores que vigilaban la prueba tuvieron que intervenir en varias ocasiones. “La intención del vídeo no era retratar con precisión lo que estaba disponible para los clientes en 2016. Era anunciar lo que era posible incorporar al sistema”, aclara. También confirmó que el equipo de Autopilot lo montó a petición del propio Musk.

video tesla conduccion autonoma demanda elon musk-interior
Este es el rótulo que aparece al inicio del vídeo que, junto al tweet de Elon Musk, puede ser considerado como “engañoso”.

Nada nuevo que no se supiese antes

Ya se sabía que Tesla tuvo que hacer este vídeo recurriendo a los artificios que cuenta Elluswamy. En 2017, publicó un informe en el que confirmaba que, durante sus pruebas de 2016, había recorrido 885 km (550 millas) con vehículos de prueba autónomos en los que se habían detectado 168 ‘eventos de desconexión’. Si bien los datos corresponden al año 2016, todos esos kilómetros se recorrieron en las pocas semanas previas al video de demostración.

Estas informaciones demuestran que, claramente, no tenía la capacidad de lanzar un sistema de conducción autónoma en ese momento. Estaba comenzando a diseñar su tecnología después de alejarse del sistema de asistencia al conductor de Mobileye. El fabricante ejecutó esa ruta predeterminada muchas veces antes de grabar el vídeo para que el sistema pudiera hacerlo de una sola vez sin desconectarse.

El vídeo se inicia con el siguiente rótulo: “The person in the driver’s seat is only there for legal reasons. He is not doing anything. The car is driving itself. ("La persona en el asiento del conductor solo está allí por razones legales. Él no está haciendo nada. El coche se conduce solo"). Fue acompañado por el tweet de Elon Musk: “El Tesla conduce solo (sin ningún tipo de intervención humana) por las calles y las carreteras urbanas y luego encuentra un lugar para estacionar”.

Algunos consideran que estos textos son inexactos, porque no explican el trabajo previo que requiere poder llegar a lograrlo. Pero, el automóvil en realidad sí conduce solo en el video, que, por otro lado, no está editado. El fabricante de automóviles nunca afirmó lo contrario. De hecho, con la versión del Full Self-Driving Beta actual, Tesla podría hacer esta misma ruta sin tanta preparación. El juez tiene ahora la última palabra.

Conversaciones: