Híbridos y Eléctricos

LLEGARÁ EN 2026

Más detalles del Volkswagen Trinity: el coche eléctrico que cambiará la manera de producir automóviles

Volkswagen ha anunciado más detalles sobre el proyecto Trinity un coche eléctrico de alta tecnología, asequible para todos y llamado a revolucionar tecnológicamente los procedimientos de fabricación del Grupo alemán.

Volkswagen Trinity frontal coche electrico
Volkswagen ha mostrado el frontal de Artemis, un proyecto llamado a revolucionar la manera de producir coches del grupo alemán.

Cuando Volkswagen presentó el ID.3 en 2019 lo anunció como el Beetle (escarabajo) del siglo XXI, marcando una nueva era en la marca. El Volkswagen Trinity tomará el relevo para continuar con la revolución tecnológica de la marca en 2026. En el evento New Auto el grupo alemán ha mostrado una nueva imagen del frontal de este futurista coche eléctrico, ha ofrecido algunos datos nuevos sobre su plataforma SSP y los transcendentales cambios que implicará en su manera de producir automóviles.

Fue en junio de este mismo año, en el Move Experience Center en Ámsterdam, cuando Volkswagen mostró por última vez los avances de este importante proyecto. La compañía mostro el ID.4 GTX en un acabado metálico y la silueta del Volkswagen Trinity junto al futuro ID.2, el utilitario eléctrico de entrada a la gama.

Volkswagen Trinity silueta coche electrico

El Volkswagen WV Trinity tendrá una carrocería baja y plana según las imágenes conceptuales presentadas hasta ahora. 

El Volkswagen Trinity es en realidad un proyecto de un coche eléctrico a caballo entre una berlina y un crossover que, según las imágenes que se conocen hasta ahora, muestra un aspecto bastante deportivo. Un proyecto que engloba toda la experiencia de hardware y software de la compañía. Tal y como afirma Ralf Brandstatter director ejecutivo de la compañía, ofrecerá una gran autonomía acompañada de unos tiempos de carga extremadamente cortos. En su informe provisional del primer trimestre de 2021, el fabricante afirmaba que "establecerá nuevos estándares en términos de alcance, velocidad de carga y digitalización".

La plataforma SSP

El Grupo Volkswagen está trabajando en el desarrollo de una nueva plataforma llamada SSP (Scalable Systems Platform) cuya hoja de ruta se basa la digitalización y la modularidad. El Grupo Volkswagen reducirá la complejidad, aprovechará las economías de escala y las sinergias entre marcas acelerando la transformación a la movilidad eléctrica.

La compañía la define como “un conjunto de herramientas de propulsión totalmente eléctrica de alto rendimiento para vehículos planos”. Como en el caso de la MEB, esta nueva plataforma es también escalable y completamente plana, siguiendo la estructura de monopatín que permite situar la batería en la parte baja del vehículo y alargar la batalla (distancia entre los ejes) lo que permite ofrecer un amplio espacio en el habitáculo para los ocupantes y la zona de carga.

El proyecto Artemis de Audi será el primero que empleará esta plataforma en 2025. Un año después, será la base para la fabricación de una berlina eléctrica asequible que es la que ahora se conoce bajo el nombre de proyecto Volkswagen Trinity. Así lo ha asegurado Herbert Diess, director ejecutivo del Grupo: “un automóvil totalmente eléctrico preparado para el nivel 4 de conducción autónoma que llevará la tecnología de Artemis a la marca Volkswagen. Asequible para todos”.

La conectividad y el software a bordo se basarán en el sistema operativo VW.OS. CARIAD, responsable del software de los coches del grupo Volkswagen se encargará de implementarlo. W.OS v1.2 debutará en los modelos basados en la plataforma PPE como el Audi Q6 e-tron y el Porsche Macan eléctrico. Los modelos SSP saldrán al mercado con una nueva versión, la VW.OS v2.0.

Volkswagen Trinity formas coche electrico

El Trinity podría convertirse en el sucesor del VW Arteon

El software como pieza clave para la producción eficiente

Si el ID.3 supuso para el Grupo Volkswagen el inicio del empleo de plataformas a medida para vehículos eléctricos y su producción para el mercado masivo, el proyecto Trinity marcará el comienzo de los vehículos eléctricos basados ​​en software

Volkswagen planea ofrecer un número significativamente menor de variantes en sus modelos, de manera que el Trinity y los otros vehículos eléctricos que se lanzarán en esta década serán vehículos altamente estandarizados. Este enfoque reducirá considerablemente la complejidad de la producción. Sus clientes se beneficiarán de tener disponibles todas las funciones a bordo con tan solo habilitarlas cuando las necesiten, incluso años después de recibir el coche.

Las configuraciones técnicas el Trinity serán muy limitadas lo que permitirá una alta eficiencia en la producción. El hardware embarcado permitirá acceder a la mayoría de las funciones y serán los clientes los que las activarán cuando lo deseen. Así, además de reducir los costes de producción, la empresa abriría una nueva fuente de ingresos.

Según explica Arno Antlitz, director financiero, Grupo Volkswagen la mayoría de las inversiones en I + D relacionados con el software se han transferido a CARIAD, que se conformará como una entidad independiente en el futuro. El modelo de negocio de CARIAD prevé una importante inversión inicial de alrededor 2.000-2.500 millones de euros cada año. Posteriormente, en la fase de ingresos, CARIAD recibirá tarifas de licencia pagadas por las marcas o pagadas por terceros por utilizar el software.

Al igual que los proveedores de otros servicios ofrecen planes premium por un mes e incluso solo por un día, los fabricantes de automóviles pueden ofrecer la activación de sus funciones de alta gama bajo demanda como una prueba inicial o como una alternativa permanente a la compra directa. Además, los desbloqueos de software disponibles en los vehículos eléctricos pueden incluir mejoras relacionadas con el rendimiento de sus motores, que pueden liberar más potencia modificando el software de su electrónica. También podrán realizarse modificaciones en la capacidad de la batería, permitiendo liberar más autonomía cuando sea preciso. En este punto Volkswagen espera poder alcanzar hasta 700 kilómetros en el ciclo de homologación WLTP

Otro ejemplo práctico es la posibilidad de aumentar la capacidad de carga para llegar a tasas de 250 kW o más. Además, Volkswagen asegura que el Trinity tendrá una capacidad de conducción autónoma de nivel 2+ de serie, pero que técnicamente estará preparado para el nivel 4 desde el inicio de la producción. Esa será otra actualización posterior que los clientes podrán obtener a posteriori.

Volkswagen Trinity hoja ruta coche electrico

En 2025 “arrancará la democratización de la movilidad eléctrica” y en 2026 llegará el Trinity con el que Volkswagen iniciará la era de los coches eléctricos basados en software.

El libro de ruta en fechas

La compañía confirmó inicialmente que fabricará el Trinity en la planta de Wolfsburg, en Alemania, a partir de 2026. Sin embargo, ese plan podría cambiar. El 10 de noviembre de 2021, Brandstatter anunció que el Trinity podría fabricarse en una nueva planta de producción totalmente nueva. De esta forma se garantizaría que la producción de los actuales Golf y Tiguan, cuyas ventas son muy importantes para Volkswagen, continuará sin interrupciones.

Brandstatter añadió que las cuatro líneas de producción de vehículos con motor de combustión interna de la planta de Wolfsburg se reducirán a dos en el futuro, lo que permitirá, más adelante, la modernización de la fábrica de Wolfsburg. Volkswagen Group planea implementar la plataforma SSP en todas sus marcas hasta producir 40 millones de vehículos sobre ella a finales de esta década.

Según declaró Markus Duesmann, director de I + D del Grupo Volkswagen y director ejecutivo de Audi, a partir de 2026 y hasta finales de esta década, el proyecto Trinity de Volkswagen permitirá escalar la plataforma SSP a los segmentos de volumen de ventas: “Habremos implementado la plataforma en todos nuestros segmentos principales y todos los grupos de marcas”.

Conversaciones: