Híbridos y Eléctricos

SU PRODUCCIÓN FINALIZARÁ ESTE 2020

Mitsubishi pone punto final al i-MiEV, su primer coche eléctrico de producción

Tras más de una década a la venta, Mitsubishi pondrá punto y final a la producción del i-MiEV a finales de este mismo año. Una decisión provocada por las bajas de un coche eléctrico que ha quedado obsoleto en el mercado actual.

Mitsubishi i-MiEV
Mitsubishi i-MiEV

La producción del Mitsubishi i-MiEV ha llegado a su final. La compañía japonesa dejará de fabricar el que fue primer coche eléctrico de producción y uno de los pioneros entre los coches 100 % eléctricos de producción en serie, junto al Peugeot iOn y el Citroën C-Zero, con quienes comparte plataforma, propulsor eléctrico y multitud de componentes más.

Mitsubishi dejará de fabricar el i-MiEV a finales del año fiscal 2020, según ha podido saber Nikkei. La firma nipona ha estado comercializando el modelo desde el año 2009 en más de 50 países, incluyendo Europa, Estados Unidos y Japón. Sin embargo, y pese a llevar más de una década en el mercado, solamente se han vendido alrededor de 32.000 unidades. Para ponerlo en perspectiva, el Nissan Leaf ha vendido unas 500.000 unidades desde su lanzamiento en el año 2010.

Sus escasas prestaciones y un precio elevado han sido los dos principales escollos de este coche eléctrico, que ni siquiera en sus inicios (cuando apenas había coches eléctricos y la tecnología estaba mucho menos desarrollada) contaba con cifras demasiado atractivas. Su motor tiene 64 CV de potencia y su batería, de 14,5 kWh de capacidad útil, apenas le permite 160 km de autonomía (NEDC).

Además, el i-MiEV ha permanecido prácticamente sin cambios ni evoluciones desde su lanzamiento al mercado, sin contar con ningún relevo generacional a pesar de su veteranía. Una situación acaecida presumiblemente por falta de recursos; según un directivo de Mitsubishi, «no teníamos suficiente dinero ni personal para seguir invirtiendo en el desarrollo de vehículos eléctricos».

Retirado ya de la mayoría de mercados, el i-MiEV solo se vende actualmente en algunos países concretos como Noruega y Suiza. La aparición en los últimos años de un gran número de coches eléctricos, más competitivos, ha sido la puntilla final para el i-MiEV. El sustituto del i-MiEV está previsto que llegue en 2023, un coche construido sobre la plataforma CMF-EV de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, aunque por el momento se conocen pocos detalles del modelo.

Conversaciones: