Híbridos y Eléctricos

STEPHAN WINKELMANN, CEO DE BUGATTI Y LAMBORGHINI

"Los motores de combustión deberían vivir tanto tiempo como sea posible"

En una entrevista a Top Gear, el directivo de las firmas de deportivos Bugatti y Lamborghini ha dejado claro que su intención en los próximos años pasa por ceñirse a los motores de combustión tanto como la normativa les deje.

Stephan Winkelmann, CEO de Bugatti y Lamborghini.
Stephan Winkelmann, CEO de Bugatti y Lamborghini.

Uno de las escenarios más complicados que plantea la transición al coche eléctrico tiene a los fabricantes de coches deportivos como principales afectados. El principal problema es que han forjado durante décadas una identidad en torno a grandes motores de combustión que con el paso a los coches eléctricos difícilmente van a poder mantener, y ahora es Stephan Winkelmann , CEO de Bugatti y Lamborghini quien se ha pronunciado al respecto.

Una tesitura que cada vez pinta más cruda para los grandes motores térmicos que tienen cabida en las entrañas de los deportivos de ambas firmas, con movimientos hacia la electrificación total del parque móvil como el paso dado por Reino Unido y la prohibición de vender coches térmicos puros más allá de 2030, permitiendo algo más de margen para híbridos enchufables, hasta 2035.

Stephan Winkelmann era recientemente nombrado por el Grupo Volkswagen CEO de Lamborghini, una vez se confirmaba que Stefano Domencalli, quien anteriormente ostentaba este cargo en la firma de Sant'Agata Bolognese, confirmara su partida de la firma con el motivo de convertirse en el máximo responsable de la Formula 1.

Ahora el alemán deja entrever sus visión sobre el futuro de ambas marcas, cuyo futuro tiene una línea de producto muy similar en ambos casos, y es que, adelante Winkelmann, las dos firmas de deportivos se ceñirán a los motores térmicos tanto como la normativa se lo permita.

Lamborghini Sián Roadster

Lamborghini Sián Roadster.

Comentaba Stephan Winkelmann a Top Gear sobre las ventas totales de la firma y su repercusión en las emisiones a la atmósfera: "E l kilometraje promedio de un Bugatti Chiron es de unas mil millas al año. No estamos teniendo un impacto masivo sobre las emisiones en todo el mundo. Entonces, si es posible, debemos mantener el motor de combustión el mayor tiempo posible".

Declaraciones hechas en un contexto en el que abundan las manos que señalan a una posible venta de Bugatti a Rimac con la mediación de Porsche de por medio. Un paso que haría la transición hacia la electricidad mucho más fácil al directivo alemán.

Y es que tal vez sea para estas dos firmas en concreto, junto a Ferrari, quien ya declaró su postura ante la transición, las que más complicadas tengan su situación conforme al resto de marcas, no sólo del Grupo Volkswgen, sino de la industria, ya que para poner en contexto sobre en qué punto se encuentran, se trata de dos firmas que en la actualidad sólo comercializan modelos de ocho, diez, doce y dieciséis cilindros, sin un ápice de electricidad de por medio.

El primer paso para Lamborghini, al igual que ha sido para Ferrari, es electrificar parcialmente uno de sus modelos de su gama, con el relevo del Lamborghini Aventador como el principal candidato a ganar un sistema híbrido enchufable en conjunción con el V12.

Bugatti, por su parte, ha visto como la pandemia ha ralentizado el desarrollo, y por tanto la llegada, de un segundo modelo más asequible al mercado. Un modelo de corte más GT que el Chiron, que a nuestros ojos sería la oportunidad perfecta para implementar un esquema híbrido enchufable y así compensar las pocas ventas que el Bugatti Chiron registra, y así la firma francesa obtendría una gama más neutra en emisiones, aunque muchas son las voces que descartan esta posibilidad.

Conversaciones: