Híbridos y Eléctricos

GRABADO POR UN TESLA EN MODO CENTINELA

Entre pena y risa: la pelea en un aparcamiento español por ignorar una plaza para coches eléctricos

Todavía queda un largo camino hasta concienciar a la sociedad en cuanto al hueco que los coches eléctricos van a ir tomando en estos años, a lo que hay sumar la falta de civismo de mucho individuos aislados

Imágenes tomadas por el Tesla en cuestión.
Imágenes tomadas por el Tesla en cuestión.

Que a la sociedad aún le queda mucho para madurar en todo lo que confiere a coches eléctricos está claro, pero a ello aún hay que sumar la falta de civismo de muchos individuos, que aunque aislados, no dejan de tomar protagonismo dejando una imagen de nuestro país que deja mucho que desear. Y es que en esta ocasión ha sido a través de las cámaras del modo Centinela de un Tesla a como hemos podido ver este suceso acontecido en un aparcamiento español.

El modo centinela de Tesla (Sentry Mode en inglés) es un sistema de seguridad integrado en todos los Tesla a través del cual el coche eléctrico en cuestión graba y vigila todo su entorno a través de las cámaras de su piloto automático Autopilot que están situadas en todos los flancos del coche, y cuyo funcionamiento ya explicamos en un artículo dedicado plenamente a ello.

Para que el "Sentry Mode" entre en funcionamiento, además de activarlo, el propietario en cuestión tiene que conectar un dispositivo de almacenamiento en cualquiera de los puertos USB del Tesla en cuestión, donde a través de las imágenes tomadas por las cámaras del Autopilot quedan registrados los sucesos acontecidos en ausencia de su propietario.

En esta ocasión tenemos que lamentar que el suceso ha tenido cabida en un aparcamiento español, más concretamente en las inmediaciones del municipio de Manresa, en el interior de la provincia de Barcelona. Ha sido en un centro comercial del municipio catalán donde el conductor del Tesla en cuestión increpó a uno de los usuarios que cuyo coche aparcado en una plaza dotaba de un punto de recarga de coches eléctricos reservada estos mismos.

El dueño del Tesla Model S que ha grabado el suceso se llama Mathew Lambert y ha declarado a Electrek lo siguiente: "Cuando llegué, había dos coches de combustión, uno estacionado en cada uno de los cargadores de 11 kW que instaló el centro comercial hace un año. Uno de ellos estaba esperando a alguien, y movieron su coche para que pudiera enchufarme cuando se lo pedí, y mientras enchufaba mi Model 3, llegó el dueño del otro coche y le dije que no debía estacionar en estos dos sitios, ya que están reservados para cargar vehículos eléctricos.

Luego comenzó a retroceder con su coche y mientras lo hacía me mostró el dedo medio, luego, cuando le pregunté por qué lo estaba haciendo (ya había retrocedido por completo y estaba en la parte delantera derecha de mi auto, así que no hay imágenes) trató de rodar sobre mí, luego se detuvo y cogió una herramienta del maletero de su automóvil."

Lo que pasó después, ya lo sabemos gracias al modo centinela del Model 3 que empezó a grabar cuando comenzó el altercado. En el vídeo aparece el energúmeno en cuestión con una llave de cruz intentando agredir al dueño del Model 3, aunque todo ello sólo es visible por unos instantes antes de abrirse la puerta y dejar de verse la escena.

Conversaciones: