Híbridos y Eléctricos

SEGÚN SU CEO

¿Por qué un coupé como primer coche eléctrico? El motivo de Rolls-Royce tras su decisión

Rolls-Royce confirmó días atrás que su primer coche eléctrico, el Rolls-Royce Spectre, llegará bajo la forma de un coupé de tres puertas, y ahora explican los motivos tras esta decisión.

Rolls-Royce Wraith.
Rolls-Royce Wraith.

Comúnmente la imagen de Rolls-Royce está ligada a la de suntuosas berlinas de lujo que aúnan en un mismo paquete el lujo extremo con espacio y comodidad a raudales. Por esto mismo, en cierto modo la firma británica ha sorprendido al mundo anunciando que su primer coche eléctrico de producción se articulará en torno a la carrocería de un coupé de tres puertas. Un nuevo modelo que ya han bautizado como Rolls-Royce Spectre.

Tal y como adelantó la pasada semana el CEO de la marca propiedad de BMW, el Rolls-Royce Spectre será el encargado de inaugurar la gama eléctrica de Rolls-Royce, pues después de su estreno, que tomará lugar en 2023, llegará un SUV eléctrico.

A pesar de haber sorprendido por anunciar que su primer coche eléctrico llegará bajo la forma de un coupé, lo cierto es que estas carrocerías no son inéditas en la historia de Rolls-Royce. En la actualidad ya comercializan el Wraith, que está desarrollado sobre la plataforma que sustenta a los Ghost y BMW Serie 7, mientras que si echamos la vista más atrás también vemos que otras carrocerías de este estilo han cobrado protagonismo en su pasado, como el propio Phantom.

En palabras del CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, los motivos tras esta decisión residen en que necesitan que este coche eléctrico se perciba como una declaración de intenciones. Con una carrocería coupé, pues, estarían tanto lanzando un coche de producción al mercado que a la vez juegue el papel de coche halo, pues este tipo de carrocerías suelen ser más llamativas y pasionales que las de una berlina de cuatro puertas tradicional.

rolls-royce-spectre-2023_02

Rolls-Royce Sprectre.

Torsten Müller-Ötvös comentaba en unas declaraciones recogidas por Automotive News: "Un coupé es un coche muy emotivo y para nosotros era muy importante que hiciéramos una declaración de intenciones".

Con ello Rolls-Royce intenta disipar la imagen de berlina que es conducida por un chófer, a la par que buscan satisfacer a los clientes más jóvenes de la marca, pues al contrario de lo que pueda parecer, Rolls-Royce goza del sesgo demográfico más joven de todo el grupo BMW, pues sus clientes tienen una media de 43 años.

En cuanto al posicionamiento del nuevo Spectre dentro del catálogo de modelos de Rolls-Royce el CEO de la firma británica ha dejado claro que no se trata en ningún caso de un relevo generacional del actual Wraith. "No es de ninguna manera el sucesor del Wraith. Es una propuesta diferente para nuestros clientes. Se sentirá muy diferente, se verá muy diferente", decía el alemán.

De momento no se han relevado datos acerca de su esquema técnico, ya que el directivo al ser preguntado acerca de cifras de autonomía o potencia tan sólo aclaró que gozará de cifras suficientes. En este sentido el BMW i7 debería adelantar parte del elenco técnico que tendrá cabida en el Rolls-Royce Spectre eléctrico.

rolls-royce-spectre-2023_portada

Rolls-Royce Sprectre.

También tuvo tiempo el CEO de Rolls-Royce para pronunciarse acerca de la situación de desabastecimiento que está azotando a toda la industria. El CEO de Rolls-Royce comentó que gracias a su privilegiada posición por el enfoque de sus productos dentro del consorcio que forma BMW y al volumen de producción del que gozan, no están teniendo problemas. "Somos parte del BMW Group y obtenemos el 100 % de todos los chips que necesitamos. Como se puede imaginar, la contribución por cada Rolls Royce fabricado es mucho mayor que la de cualquier otro BMW."

Conversaciones: