Híbridos y Eléctricos

MOTORES DE WHYLOT

Renault también invierte en motores de flujo axial: ¿la tecnología del futuro?

El Grupo Renault ha anunciado la adquisición del 21% de Whylot, una compañía francesa que ha desarrollado un motor eléctrico de flujo axial que promete solucionar los inconvenientes típicos de esta tecnología para su aplicación en automóviles.

motor-flujo-axial-whylot
Renault también invierte en motores de flujo axial: ¿la moda del futuro?

Actualmente el 99% de los motores empleados en vehículos eléctricos son motores de flujo radial: los hay de diferentes tipos (síncrono de imanes permanentes, síncrono de reluctancia conmutada, asíncronos/de inducción...) pero todos pertenecen a la categoría superior "motores de flujo radial". Sin embargo, últimamente cada vez suenan más los motores de flujo axial, y la última en subirse a este carro ha sido Renault.

El Grupo Renault ha adquirido una participación del 21% en Whylot, una empresa con sede en Francia que ha desarrollado un innovador motor eléctrico de flujo axial para automóviles, el cual promete solucionar muchos de los inconvenientes de estos motores para su aplicación en automóviles. La participación de Renault en el accionariado de Whylot tiene por objetivo reforzar las sinergias entre ambas compañías (no es la primera vez que colaboran) de cara a sus futuros modelos híbridos y eléctricos.

Antes de entrar en el accionariado, Renault y Whylot ya habían firmado previamente un acuerdo para desarrollar e industrializar a gran escala un motor eléctrico de flujo axial. Esta tecnología se aplicará en las cadenas cinemáticas híbridas y eléctricas de turismos de los segmentos B y C con el objetivo de reducir los costes de producción al tiempo que se reducen -en los modelos híbridos- las emisiones de CO2 en aproximadamente 2,5 g/km de CO2 (según la norma WLTP).

Por sus características, hasta ahora este tipo de motores era más propenso a utilizarse en modelos de altas prestaciones; el Ferrari SF90 Stradale o el Koenigsegg Regera emplean este tipo de motores eléctricos. Mercedes también los utilizará en sus modelos AMG, los más deportivos: la compañía de la estrella ha comprado el fabricante Yasa y próximamente empezarán a fabricarlos en serie en una de sus fábricas con más historia. Con la adquisición (parcial) de Whylot, Renault quiere convertirse en el primer fabricante generalista en producir en gran volumen un motor eléctrico de flujo axial, eso sí, no ocurrirá antes de 2025.

Renault CAPTUR E-Tech Plug-in

Renault empleará los motores de flujo axial en sus futuros híbridos y eléctricos del segmento B y C.

Los motores de flujo axial ofrecen, en teoría, una serie de ventajas con respecto al motor de flujo radial. Entre ellas, mayor potencia, un mayor par (o dicho de otra manera: para ofrecer el mismo par, un motor de flujo axial puede utilizar menos imanes) y un diseño más ligero y compacto. Sin embargo, también hay una serie de factores que dificultan la aplicación de las máquinas de flujo axial: una velocidad lineal muy alta, que exige una gran resistencia mecánica de los imanes; la gestión térmica del rotor (el rotor se calienta y el sistema de refrigeración es complejo y caro); y la dificultad para fabricar el estator en volúmenes grandes de producción en serie.

En respuesta a estos inconvenientes, Whylot ha aplicado una serie de mejoras en sus motores de flujo axial. Ha mejorado el rotor, reduciendo la inestabilidad y las pérdidas de potencia cuando se calienta el rotor, gracias al empleo de un material compuesto más duradero, que además -dicen- es fácil de fabricar. En las simulaciones han comprobado que no se sobrecaliente ni hay desmagnetización. También se ha mejorado el estator, con una estructura que facilita el bobinado y, por ende, agiliza su producción en serie.

Conversaciones: