Híbridos y Eléctricos

CAJA ADAPTADA

Descubrimos cómo es por dentro la furgoneta eléctrica de Amazon y Rivian

La Rivian EDV ya está cumpliendo las labores de entrega de Amazon en Estados Unidos. Hace mucho que conocemos el aspecto de furgoneta eléctrica de reparto, pero esta es la primera vez que vemos el interior.

Rivian-EDV-Delantera
Por primera vez podemos ver cómo es por dentro una de las famosas EDV de Rivian

Allá por el año 2019, el gigante del comercio online Amazon firmó un importante contrato con la incipiente compañía Rivian. El acuerdo al que se llegó incluía la entrega de 100.000 furgonetas de reparto antes de concluir el año 2025. Aunque parece un margen de tiempo muy amplio, por entonces Rivian ni siquiera había empezado la fabricación de la EDV. Durante estos años se nos ha presentado muchas veces, la hemos podido ver circular por Estados Unidos, pero hasta la fecha no habíamos podido verla por dentro, algo que ya podemos hacer gracias a nuestros colegas de MotorTrend.

La compañía de RJ Scaringe tenía entre manos un proyecto que muchos expertos consideraban excesivamente grande para un fabricante que estaba dando sus primeros pasos. Aunque los plazos siguen siendo ajustados, a mediados de este año las primeras furgonetas eléctricas de Rivian han empezado a prestar servicio por diferentes ciudades como Chicago, San Diego, Seattle o Dallas. Todas ellas presentan la misma configuración exterior, y un polivalente interior capaz de adaptarse rápidamente a cualquier necesidad.

Rivian-EDV-Caja
Estanterías y espacios de almacenamiento en el interior de la zona de carga. Crédito de imágenes: MotorTrend

Su forma exterior ya la conocemos sobradamente. A pesar de que a simple vista no parece una furgoneta eléctrica compacta y manejable, no debe engañarnos. La ficha técnica oficial de la Rivian EDV ofrece tres carrocerías diferentes, entre los 6,3 y los 8,15 metros. La capacidad de carga también es generosa, entre los 14,16 y los 23,78 metros cúbicos. Semejante espacio necesita ser segmentado y acondicionado para que la carga quede perfectamente catalogada y no se mueva durante los trayectos. Condición exigida y acordada por Amazon a la firma del contrato.

Como bien muestras las fotografías de MotorTrend, la caja de la EDV cuenta con un mamparo dividido con respecto a la zona de cabina. Una puerta corredera permite al conductor acceder a la zona de carga sin tener que bajarse del propio vehículo. Una vez en el interior de la caja se pueden ver estanterías y diferentes espacios de almacenamiento. Los operarios necesitan que toda la paquetería esté correctamente ordenada para tardar el menor tiempo posible en cada entrega. Menos tiempo implica más reparto y menos espera para el cliente.

Rivian-EDV-Interior
La cabina es bastante simple, pero ofrece todo lo necesario para el trabajo. Crédito de imágenes: MotorTrend

La verdad es que no son muchos los lujos que ofrece la Rivian EDV en su caja, pero sí que podemos ver múltiples detalles interesantes en la zona reservada para el conductor. Con un solo asiento, el habitáculo ofrece al repartidor mucho espacio donde moverse. Destaca la presencia de dos grandes pantallas en la cabina: instrumentación y sistema multimedia con navegador y organizador de rutas. Con una ruta prefijada el conductor tiene mucho más fácil hacer el reparto. También ayudan los elementos de seguridad como la cámara de 360 grados con sensores, el indicador del ángulo muerto y muchos otros elementos típicos de cualquier coche.

A nivel mecánico Rivian ha introducido versiones modificadas de los propulsores que alimentan su rama de turismos, principalmente el Rivian R1T. El alcance de la EDV varía en función de su tamaño y la capacidad de carga. Entre los 190 y los 240 kilómetros, distancias suficientes para completar los repartos diarios y poder hacer recargas nocturnas a alta potencia. Ni que decir tiene que en Europa no veremos ninguna Rivian EDV, pero Amazon sí que se muestra especialmente comprometida con los repartos sostenibles. Durante el pasado mes de octubre la empresa anunció una inversión de 1.000 millones de euros para la compra de furgonetas y camiones eléctricos, uno de los mayores desembolsos registrados hasta la fecha.

Conversaciones: