Híbridos y Eléctricos

DE CHINA

Este es el Leap T03, un barato coche eléctrico cuyo concepto es el que de verdad necesita Europa

Con una autonomía en uso real que debería rondar los 300 kilómetros, y un precio muy por debajo la cota de los 10.000 euros, el Leap T03 es un coche eléctrico urbano cuyo concepto es el que sin duda triunfaría en Europa.

Así es el Leap T03 eléctrico.
Así es el Leap T03 eléctrico.

En términos comerciales, se puede decir que China es la cuna del coche eléctrico asequible. En el país asiático en el total de ventas de coches eléctricos destacan en las primeras posiciones algunos de los coches eléctricos de fabricación local más asesquibles de adquirir, como el Wuling MiniEV, que se ha convertido en el modelo más vendido de China. No obstante desde el pasado año se comercializa también en China el Leap T03, un coche eléctrico que poco a poco está empezando a cosechar cifras de ventas que están haciendo que cada vez goce de más atención mediática.

Con un estreno comercial que tuvo lugar en Abril del pasado año, las ventas han pasado de apenas suponer un centenar de unidades los primeros meses, a establecer un ritmo de matriculaciones de crucero que se sitúa justo al borde de la barrera de las 4.500 unidades mensuales, lo que supone un aumento del 720 %. Más concretamente 4.489 unidades vendidas, aunque, las reservas entran a un ritmo mayor de lo que la marca parece capaz de abastecer, pues pues tan sólo el T03 en agosto registró 7.607 nuevos pedidos, según informó por entonces CNEV POST.

Las razones por las que el T03 está cosechando este buen ritmo de ventas residen, cómo no, tanto en su relación entre autonomía y precio, así como también en el producto que presume ser. A diferencia de coches eléctricos como el Cherry QQ o el Wuling MiniEV, el Leap T03 se acerca por cotas a un coche eléctrico del segmento B, sin que ello suponga sacrificar un aspecto clave como es el precio, aunque a decir verdad casi dobla el coste de los modelos mencionados.

Leap T03.

Leap T03 eléctrico.

A mayores, las principales ventajas que aporta el T03 sobre los otros modelos se dan en el plano práctico, con una mejor accesibilidad por su pareja de puertas traseras, así como una habitabilidad que dista de la de los Cherry QQ y MiniEV. También en el plano dinámico debería haber mejoras, sobre todo en estabilidad a velocidades de extrarradio.

El Leap T03 tiene un precio que en su país natal arranca en 59.800 yuanes chinos, lo que traducido a la moneda europea supone tan sólo algo más de 8.200 euros. Este es el precio relativo a su versión más accesible, ya que dependiendo de la variante elegida y equipamiento puede subir tanto como hasta los 76.800 yuanes, que suponen 10.648 euros.

A cambio de este precio lo que propone Leap Motors es un coche eléctrico urbano con 403 kilómetros de autonomía en base al impreciso ciclo de homologación NEDC, que es bajo el que se sigue rigiendo China. Si tradujéramos esta cifra al WLTP Europeo, probablemente se situaría en el entorno de los 350 kilómetros, con una autonomía real que debería oscilar entre los 250 y 300 kilómetros con una carga completa, que dado su precio siguen siendo cifras muy válidas.

Interior del Leap T03 eléctrico.

Interior del Leap T03 eléctrico.

Esto es gracias a una batería con celdas de iones de litio fabricadas por CATL, y cuya capacidad se sitúa en 36,5 kWh. Ésta alimenta a un motor eléctrico de potencia contenida, pues rinde 55 kW (73 CV) y 155 Nm de par motor.

No por tratarse de un coche eléctrico económico Leap Motors ha dejado de lado el equipamiento, pues en su versión tope de gama equipa 3 cámaras y 11 radares ultrasónicos que le permiten alcanzar una asistencia a la conducción de nivel 2. Lo hace a través de 10 asistentes de conducción distintos, como sistema de aparcamiento inteligente, control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, frenado automático de emergencia, entre otros.

En Europa, por precio y concepto, el coche eléctrico que más se acerca a la proposición del Leap T03 es el Dacia Spring, aunque se queda lejos en caso todos los apartados, tanto en el de equipamiento, así como también de las cifras de autonomía, potencia, y sobre todo en precio. No obstante ello no está frenando al Spring en su cometido, pues se ha convertido ya en el coche eléctrico más vendido de España, y apunta manera es el resto de Europa.

Conversaciones: