Híbridos y Eléctricos

EN SU PRÓXIMA GENERACIÓN

El Opel Crossland y el Insignia serán coches eléctricos, y les acompañará un futuro Manta-e

Las nuevas generaciones del Crossland y el Insignia, que solamente recibirán sistemas de propulsión eléctricos, muestra el decidido camino de Opel para convertirse en una marca 100% eléctrica en 2028.

Opel insiginia electrico opel crossland electrico-portada
La próxima generación del Opel Insignia y el Opel Crossland solo se comercializará en versiones totalmente eléctricas.

El camino que llevará a Opel a convertirse en una marca totalmente eléctrica “en un tiempo récord” pasará por ofrecer una variante eléctrica de cada uno de los modelos que se presenten hasta 2024. A partir de esa fecha, y con la vista puesta en 2028, Opel comenzará a eliminar las variantes de combustión, de manera que modelos como el Crossland y el Insignia únicamente se comercializarán en versiones eléctricas. Además, uno de sus modelos de culto más icónicos, el Opel Manta, regresará a su catálogo a mediados de la década como un deportivo eléctrico y emocional.

Opel ya ofrece en la actualidad un catálogo bastante interesante de modelos eléctricos, como es el caso de las variantes eléctricas del Corsa y del Mokka (Corsa-e y Mokka-e), las versiones híbridas enchufables del Crossland y del Astra, y una amplia variedad de furgonetas eléctricas o el cuadriciclo eléctrico Rocks-e

Esta gama eléctrica crecerá en el futuro para lograr alcanzar la meta propuesta para 2028, cuando Opel solo venda coches eléctricos. En un comunicado, el fabricante ha confirmado que los sucesores del Crossland y del Insignia únicamente se comercializarán en versiones eléctricas en su próxima generación. A ellos dos se les sumará un renacido Opel Manta-e, el icónico deportivo de los años 70 de la marca. “Opel está en un camino constante hacia la electricidad, y en un tiempo récord”, asegura el CEO de Opel, Uwe Hochgeschurtz.

El Insignia de la generación actual, el último modelo de Opel creado sobre una plataforma de General Motors, y el Crossland, que incorpora tecnología de PSA se lanzaron en 2017. De acuerdo con el ciclo de producción habitual de la industria del automóvil, la nueva generación debería llegar al mercado previsiblemente en 2024 o 2025. Pero la inversión que supone confiar nuevamente en los motores de combustión interna no tiene sentido si en 2028 Opel deja de ofrecerlos.

La vuelta al catálogo de Opel del Manta-e ya fue insinuada el año pasado cuando se anunció el futuro eléctrico de la marca por parte de Hochgeschurtz. Afirmó que sería un "automóvil altamente emocional" que presentará una "aceleración de primera clase" así ofrecerá el "puro placer de conducir". Agregó que el modelo será una “nueva interpretación fascinante y asombrosamente espaciosa” del clásico.

Opel Manta electrico
El Opel Manta de los años 70 renacerá como un deportivo eléctrico y emocional.

Por ahora, no se ha especificado qué plataforma utilizarán puesto que dependerá de su fecha de lanzamiento. Las cuatro plataformas STLA totalmente eléctricas de Stellantis, Small, Medium, Large y Frame, probablemente no se implementarán hasta 2026. Si Opel retrasa un poco el cambio de generación, ambos modelos podrían usar estas plataformas más modernas. De lo contrario, probablemente se basarán en la tecnología estándar actual de las plataformas EMP2 y e-CMP.

Opel no ha ofrecido mucha información sobre esta nueva generación de eléctricos, más allá de la mejora en la capacidad de carga, para que sean capaces de recuperar 32 kilómetros por cada minuto que permanezcan enchufados y baterías que proporcionarán una autonomía que se moverá entre los 500 y los 800 kilómetros.

En cuanto a estas, Stellantis, Mercedes y Total/Saft han creado, a partes iguales, la empresa Automotive Cells Company, que desarrollará y producirá baterías de alto rendimiento. Comenzará a operar previsiblemente en una factoría situada en Kaiserslautern, Alemania que tendrá una capacidad de producción de hasta 32 GWh anuales.

Conversaciones: