Híbridos y Eléctricos

DOS VERSIONES RANGE Y FLEX

Nuevos ciclomotores eléctricos Makka de Cake: los más baratos de la marca, desde 3.500 euros

Cake ha presentado dos nuevos ciclomotores eléctricos bajo la denominación Makka que se distinguen por la velocidad máxima que son capaces de alcanzar y la autonomía que ofrecen con cada carga de su batería, que es la misma en ambos casos.

Cake makka
Cake presenta dos nuevos ciclomotores eléctricos bajo la denominación Makka: Range y Flex.

Con el diseño característico de la marca sueca, Cake ha presentado los ciclomotores eléctricos Makka, una nueva línea de producto que conforman la base de su catálogo, tanto por precio como por prestaciones. Makka Flex es el más potente de los dos y es capaz de alcanzar los 45 km/h. En Europa, también estará disponible el Makka Range, que con una velocidad máxima de 25 km/h ofrece más autonomía para moverse por la ciudad y puede circular por los carriles bici, según Cake “sin licencia”.

Los dos ciclomotores Makka heredan las líneas de diseño tan características de Cake, basadas en el minimalismo, la utilidad y la personalización, llevadas a su extremo. La innovación que Cake ha querido imprimir en ellas va más allá de las especificaciones técnicas, gracias a la versatilidad para disponer accesorios en ellas y, sobre todo, por el precio al que se van a comercializar.

En un primer vistazo el aspecto que presentan recuerda al de la motocicleta eléctrica Cake Ösa, creada para ser además de un medio de transporte una herramienta de trabajo, gracias a sus posibilidades para incorporar accesorios y alimentar herramientas eléctricas. Sin embargo, Makka tiene unas dimensiones mucho más pequeñas, y por lo tanto será mucho más asequible. Según la propia compañía, los modelos Makka “son los más ágiles y compactos fabricados hasta la fecha”, además de ser “una máquina liviana para circular entre el tráfico urbano con un rendimiento líder en su categoría construida para un estilo de vida activo y moderno”, añade.

Al igual que Ösa, los dos ciclomotores eléctricos Makka están diseñados para que puedan incorporar una amplia gama de accesorios, como un portaequipajes, asientos traseros y otros complementos necesarios para la vida diaria. De esta manera cada usuario puede tener el vehículo adaptado a sus necesidades o modificarlo en cada circunstancia.

personalizacion Cake makka

Las posibilidades de personalización de los ciclomotores Makka son muchas.

En cuanto a su configuración mecánica, ambos modelos cuentan con suspensión total gracias a una horquilla delantera de 90 mm de recorrido y a un monoamortiguador trasero con resorte y precarga ajustable, casi vertical, de 120 mm de recorrido, que une el cuadro con el basculante. Las llantas de 14 pulgadas llevan neumáticos gruesos (2,5”), con una banda de rodadura preparada para terrenos mixtos. Los frenos de disco delantero y trasero montan pinzas de dos pistones y una palanca de mano para accionarlos. Cuenta con el sistema de frenado electrónico EBS que regenera energía y la introduce en la batería y un controlador FOC de alta eficiencia. De serie, incluyen un asiento para un único ocupante y un portaequipajes soldado al marco. El peso total del conjunto, sin accesorios, es de 55 kilogramos a los que hay que sumar los 11 kilogramos que pesa la batería.

En cuanto al tren de potencia está formado por un motor eléctrico de imanes permanentes situado en el buje de la rueda trasera y que se alimenta de una batería extraíble, formada por celdas de litio 18650, situada en la parte baja del cuadro y que tiene una capacidad de 1,5 kWh (48 V y 31 Ah). Cuentan con dos modos de conducción

El modelo de entrada es el Makka Range, que tendrá un precio de 3.500 euros. Su velocidad estará limitada a 25 km/h, por lo que “puede circular sin licencia por los carriles destinados a las bicicletas”, según indica la compañía. En este caso el motor es de 1,8 kW (2,4 CV) de potencia, suficiente, según la empresa, para su carácter urbano y no excesivamente abrumador para sus conductores. En este caso la autonomía que homologa según el ciclo WMTC-II es de 60 kilómetros en conducción urbana mixta.

El modelo más potente es el Makka Flex y su precio es de 3.800 euros. Cuenta con un motor eléctrico de 3,6 kW (4,8 CV) que le permiten alcanzar los 45 km/h. En este caso sí es necesaria la licencia AM o B para conducirlo. Este extra de velocidad repercute directamente en la autonomía que logra con cada carga de la batería, que es la misma que en la anterior versión, alcanzando los 50 kilómetros en conducción urbana mixta.

uso urbano Cake makka

Cake ha diseñado los ciclomotores Makka para un uso predominantemente urbano.

Cake ha abierto ya las reservas de los dos ciclomotores a través de su página web donde se anuncia que las entregas están previstas “a partir de 2022”.

Conversaciones: