Híbridos y Eléctricos

CINCO "MARCAS" Y UN DISEÑO

Así es la Vespa eléctrica china que se vende en España: una misma moto y cinco nombres distintos

A pesar de que Piaggio no comercializa la Vespa Elettrica en España, sí que es posible comprar una moto eléctrica similar a ésta en nuestro país a través de cinco empresas distintas, todas comercializando el mismo diseño.

Velca Tramontana.
Velca Tramontana.

Velca Tramontana, Quazzar e-Divine, Ecoxtrem Bella, Sunra Ronic, Fotona Milano... Y probablemente se nos escape alguna que otra denominación más. Cinco modelos distintos con el mismo diseño, sobre el que cada empresa ha intentado imprimir la personalidad de su marca, con distintas pinturas y versiones, para poner en el mercado su "propio" producto.

Y esto es tan sólo ciñéndonos al mercado español, si nos ponemos como límite de búsqueda todos los países de la Unión Europea se multiplican las empresas que comercializan este particular diseño de scooter eléctrico bajo su propia marca.

Se trata, pues, de una práctica que cada vez se está convirtiendo en un método más habitual; empresas locales que toman un producto extranjero, consiguen la licencia del fabricante, y lo comercializan en Europa, pues es la manera más factible para pequeñas empresas de atacar rápidamente esta parcela de mercado a la que tanto están tardando en acceder los grandes fabricantes del sector de las dos ruedas.

Esta particular manera de comercializar scooters eléctricos de bajo coste en ciertos mercados (coger un modelo chino y exportarlo o fabricarlo en España), no es un método que debiéramos tomar como poco fiable, pues como bien estamos constatando en estos últimos tiempos, los productos chinos ya no son un producto de baja calidad, ya que cada vez son más competentes y punteros, no sólo mirando de tú a tú a sus contrincantes europeos, sino que además los rebasan en aspectos clave como la relación entre tecnología y precio.

Estos modelos en concreto toma las formas de los scooters clásicos europeos más famosos del siglo pasado, como la Vespa o la Lambretta. Es cierto que no acaba de emular directamente ninguno de estos dos modelos emblemáticos, pero sí que toman algunos de sus principales rasgos. La empresa autora en primera instancia de este "remake" en clave eléctrica es la china Wuxi Stanford VehicleTech Co., y se puede, incluso, adquirir directamente desde España a través de portales de comercio electrónico como Alibaba o Ebay.

Velca Tramontana (roja), Quazzar e-Divine (verde), Sunra Ronic (gris) y Ecoxtrem Bella (turquesa).

Velca Tramontana (roja), Quazzar e-Divine (verde), Sunra Ronic (gris) y Ecoxtrem Bella (turquesa).

Comprarla a través de los portales de comercio electrónico mencionados, sin embargo, no parece la opción más recomendable para aquellos que quieran una moto eléctrica con esta apariencia y no quieran esperar a que Piaggio comercialice formalmente la Vespa Elettrica en España.

Una buena opción para hacerse con esta particular "Vespa" eléctrica, es la española Quazzar Techologies, que ha pasado de importar y comercializar productos a fabricarlos de principio a fin en su fábrica situada en Madrid.

En en este sentido, Quazzar Techologies fabrica en España, y vende en toda Europa, el modelo QuaZZar e-Divine Plus y también produce el modelo Velca Tramontana S, vendido por la empresa Velca.

Para los dos modelos, solo los plásticos exteriores de la carrocería son los mismo que utilizan las demás marcas, ya que para el chasis, amortiguación, electrónica, motor, batería… recurre a proveedores de primer nivel y los ensamblan en su planta madrileña.

Además, tanto la Velca Tramontana S como la QuaZZar e-Divine Plus son motocicletas L3e equivalentes a 125 cc con motor de 4 Kw, mientras que el resto de los modelos, de igual carrocería y comercializados en España, son ciclomotores L1e equivalentes a 50 cc con motores entre 1,2 y 3,0 Kw según procedan de un proveedor chino u otro.

Quazzar Techologies también será la encargada de fabricar y ensamblar la nueva OX One eléctrica, una moto eléctrica de diseño 100% español muy prometedora.

Conversaciones: