Híbridos y Eléctricos

ASÍ FUNCIONA UN FIN DE SEMANA EN FÓRMULA E

Así es la nueva Fórmula E: guía para entender un ePrix paso a paso

Los fines de semana de carrera de Fórmula E pueden ser parecidos a los de otras categorías de automovilismo, pero no deja de haber diferencias en su formato, que además tendrá modificaciones de cara a la quinta temporada.

Los ePrix de Fórmula E tienen un funcionamiento bastante interesante.
Los ePrix de Fórmula E tienen un funcionamiento bastante interesante.

Los ePrix de Fórmula E no son sólo diferentes a los Grandes Premios de Fórmula 1 o a otras carreras de vehículos convencionales en la acción que se puede ver en pista, pues también cuenta con una estructura determinada. En cierto sentido toma elementos de otras disciplinas que se pueden encontrar también en la órbita de la FIA, pero también tiene sus propios aspectos 100% originales. Además, para la quinta temporada del campeonato hay cambios, adaptando la normativa a los avances realizados entre la primera y la segunda generación de monoplazas.

Para empezar, el ePrix se inicia con una sesión de shakedown en la que los equipos comprueban que el funcionamiento de los coches es el correcto, además de tener una primera toma de contacto con el coche dentro del circuito en cuestión. La figura del shakedown o de un entrenamiento libre también puede verse en campeonatos como el Mundial de Rallyes o categorías de turismos, así como el Rallycross (otro campeonato que se volverá eléctrico en unos años).

En lo que a las sesiones de prácticas de Fórmula E se refiere, existen dos variantes de estructura: la más común hoy en día es tener dos sesiones, una de 45 minutos y otra de media hora – similar a los Libres 1 y Libres 2 de los viernes de Fórmula 1. Ahora bien, en los ePrix en los que se disputan dos carreras, una el sábado y otra el domingo, sólo se hace una sesión de entrenamientos de manera que se pueda ajustar el horario de todo el fin de semana.

Clasificación

El sistema de clasificación de la Fórmula E es también muy interesante, teniendo cierto elemento de azar: los pilotos se agrupan en conjuntos de 6 pilotos (decididos por lotería) de manera que no se colapse el circuito y no se estorben unos a otros a la hora de tratar de marcar la mejor vuelta posible para la clasificación. Esta lotería recuerda en cierto sentido al rallycross, donde se decide también de una manera similar la manera en la que se agrupan los pilotos para las mangas de clasificación.

En la Fórmula E la pole position se decide entre los 5 pilotos más rápidos.

Ahora bien, la clasificación tiene un aspecto más importante: los 5 más rápidos se deciden la pole position en un enfrentamiento a una sola vuelta (parecido al sistema que usaba el WTCC). Una vez los cinco mejores pilotos han realizado la vuelta se termina la clasificación. El que haya marcado la pole position no sólo saldrá en cabeza, sino que se llevará 3 puntos extra para el campeonato.

Fanboost e Hyperboost

Antes de explicar el formato de las carreras, hay que pararse en estudiar el sistema de Fanboost: se trata de un sistema que permite tener un ‘empujón’ extra a algunos pilotos que les puede servir para adelantar con esa potencia adicional o para defenderse de un piloto que les quiera rebasar. ¿A qué pilotos? Pues a los que sean más votados por el público a través de las redes sociales. La votación comienza unos días antes y acaba antes de que comience la carrera, de modo que los tres pilotos más votados tendrán disponible un aumento puntual de energía a lo largo de la carrera.

Además del Fanboost, este año se añadirá un nuevo sistema de potencia adicional denominado Hyperboost: si pasan por una zona concreta, que se espera que sea aparte de la trazada del circuito, podrán contar con unos 25kW extra de potencia además de los 200kW que tendrán esta temporada. Es un elemento más de estrategia puesto que esta potencia se extraerá de las mismas baterías que ya tienen los coches, no es algo adicional – por tanto, también tendrán que gestionar esa potencia extra.

Las carreras

El formato de las carreras también ha sido modificado para esta temporada, pues ya no serán carreras a un número de vueltas determinado: de 2018/2019 en adelante serán carreras de 45 minutos + 1 vuelta, similar a otros campeonatos FIA. Hasta ahora era un número de vueltas atado a una distancia total concreta, pero se ha pasado a un formato más parecido a una carrera de resistencia – si bien la duración debería ser similar a lo que se ha visto hasta ahora.

El mayor cambio está en que los monoplazas, con sus baterías nuevas con casi el doble de su capacidad, podrán aguantar la distancia entera sin tener que parar a mitad de carrera. Hasta ahora existía un margen de vueltas en el cual los pilotos entraban en boxes y tenían que cambiarse a otro monoplaza con las baterías cargadas, ya que no era viable cambiar las baterías de un solo monoplaza.

Además de las carreras de Fórmula E, a partir de ahora también contarán con una categoría telonera: la Jaguar I-Pace eTrophy, con versiones modificadas para competición del Jaguar I-Pace. Estos coches son fabricados por Jaguar y mantenidos por el equipo M-Sport, contando con una potencia de 325kW y una batería de 90kWh. Según cifras oficiales, pueden pasar de 0 a 100 en 4,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 195 kilómetros por hora, siendo coches derivados de los I-Pace de producción.

El Jaguar I-PACE eTROPHY, protagonista de la carrera monomarca telonera de la Fórmula E.

Conversaciones: