Híbridos y Eléctricos

FILTRACIONES

Polestar y su plan de 900 millones de dólares para financiar el Polestar Precept

Polestar sigue evitando su entrada a bolsa, y ahora sería a través de capital público chino como pretendería la firma encontrar financiación para su Polestar Precept, al que aún le quedan al menos 3 años de desarrollo.

El Polestar Precept es la principal excusa de la firma en esta ronda de financiación.
El Polestar Precept es la principal excusa de la firma en esta ronda de financiación.

Polestar quiere seguir evitando su entrada al mercado bursátil. Ya nos hicimos eco de ello hace semanas cuando el CEO de la compañía comentaba que no quería seguir los pasos de otras compañías de coches eléctricos emergentes en el sector de la automoción, y ahora buscan financiación externa para continuar con uno de sus últimos y más ambiciosos proyectos, con las negociaciones, según dicen desde Automotive News, encontrándose en un avanzado estado de acuerdo.

Con esta meta, la filial de coches eléctricos premium de Geely Group obtendría un valor en torno a seis mil millones de dólares, según una fuente interna de la propia compañía que filtró esta información a Bloomerg durante una conversación privada, tras la que pidió el anonimato. La compañía trata, por tanto, de lograr una financiación de entre 500 y 900 millones de dólares con el objetivo de seguir expandiendo su gama, tal y como hemos comentado en varias ocasiones.

El producto que más protagonismo está llamado a llevarse en esta ronda de inversión, y principal excusa de la marca de cara a los posibles inversores, es el Polestar Precept, que el propio CEO de la compañía, Thomas Ingenlath, comentaba que aún está al menos a tres años de distancia de pisar las calles, y que será el coche que definitivamente separe las identidades de Volvo y Polestar como marcas independientes que el grupo chino pretende que sean.

Se especula que la mayor parte de la financiación provendrá de capital chino, y suena el nombre de una empresa pública como principal inversor, Beijing E-Town International Investment & Development.

Este, por tanto, sería el primer intento de Polestar para recaudar fondos fuera de su propio grupo, evitando las polémicas maniobras que otras startup de coches eléctricos como Lordstown o Nikola han llevado a cabo, aún sin tener un producto comercializado,. Ya hizo el CEO de Polestar unas declaraciones con respecto a este tipo de maniobras financieras, dejando clara su opinión en este aspecto.

Sale a la luz esta filtración el mismo día que la compañía, en uno de sus habituales gestos de transparencia, hace pública una llamada a revisión de exactamente 3.150 unidades del Polestar 2 con relación a dos problemas que han surgido una vez se han dado las primeras entregas a clientes, de los cuales ya dimos a conocer uno previamente. Y es que ya habrían sido capaces de identificar la fuente de los problemas, siendo este el calentador del líquido refrigerante del coche eléctrico, y se soluciona simplemente con la sustitución del mismo por uno nuevo con el fallo corregido.

Conversaciones: