Híbridos y Eléctricos

TENDRÁ CUATRO PROVEEDORES

Volkswagen necesitará 150 GWh en baterías para fabricar 50 nuevos coches eléctricos

Los proveedores de baterías de Volkswagen deberán suministrarle 150 GWh de baterías anualmente para los 50 nuevos modelos de coches eléctricos que planea fabricar a partir de 2025.

CATL fabricará baterías para Volkswagen en China y tres marcas coreanas serán las suministradoras para los coches eléctricos fabricados en Europa.
CATL fabricará baterías para Volkswagen en China y tres marcas coreanas serán las suministradoras para los coches eléctricos fabricados en Europa.

LG Chem, Samsung SDI, CATL y SK Innovation son los cuatro fabricantes de baterías que suministrarán las celdas que necesitará Volkswagen para fabricar sus nuevos coches eléctricos. El Grupo Volkswagen invertirá 30.000 millones de euros en movilidad eléctrica para el año 2023, lo que convertirá al fabricante alemán de automóviles en el principal demandante de baterías para coches eléctricos del continente europeo.

El pasado mes de marzo, Volkswagen actualizó su planificación en torno a la electrificación de sus marcas y confirmó que lanzará al mercado 50 nuevos coches completamente eléctricos antes de finalizar 2025. A estos se les sumarán dos decenas más de lanzamientos para alcanzar una oferta compuesta de 70 vehículos eléctricos entre todas sus marcas para el año 2028.

Esta gran cantidad de modelos requerirá una enorme inversión en baterías: se estima que el Grupo Volkswagen necesitará 150 GWh en baterías anualmente a partir de 2025. Lejos de importar tal cantidad de celdas, el objetivo del fabricante alemán es que la totalidad de las baterías que equipan sus coches eléctricos construidos en europa sean también fabricadas en el Viejo Continente. En cambio, para la fabricación en China, CATL ha sido nombrado proveedor oficial del grupo germano.

Volkswagen quiere un socio para fabricar baterías

El fabricante está actualmente en conversaciones con el proveedor coreano SK Innovation para colaborar en la construcción de nuevos centros productivos en Europa. Esto ha provocado tensiones con otro proveedor de celdas, la también coreana LG Chem, que supuestamente habría amenazado a Volkswagen con dejar de suministrarle celdas si sigue adelante con sus planes de la mano de un competidor directo. En la actualidad, LG Chem cuenta con una posición de dominio en el suministro de baterías en la región y teme que sus rivales, con la ayuda de los fabricantes, consigan posicionarse ventajosamente en la región.

En definitiva, Volkswagen está dispuesto a invertir en una fábrica donde ensamblar sus propias celdas de iones de litio, del mismo modo que hace Tesla con su socio japonés Panasonic en la Gigafactoría de Nevada. El grupo alemán considera que desarrollar la tecnología de baterías supondrá “una ventaja competitiva” que ayudará a diferenciar sus vehículos del resto. Además, hay que tener en cuenta que las baterías representan aproximadamente entre un 20 y un 30 por ciento de los costes de materiales de un coche eléctrico, por lo que cualquier mejora en este ámbito puede marcar las diferencias a la hora de lanzar un nuevo producto al mercado.

"En vista del aumento constante de la demanda, también estamos analizando de cerca la posible fabricación de celdas de batería en nuestras instalaciones en Europa", dijo el presidente del Grupo VW, Herbert Diess, durante la conferencia de prensa anual de la compañía. "En el futuro, [las baterías y su tecnología] serán uno de los componentes más importantes para marcar la diferencia".

Conversaciones: