Híbridos y Eléctricos

DESDE EL SEGMENTO B HASTA SUV GRANDES

MAHLE presenta una mecánica híbrida modular adaptable a (casi) cualquier coche

Se puede configurar con motores de combustión de 2 o 3 cilindros y varias transmisiones. Es compacto, más barato de fabricar y se puede aplicar en cualquier modelo a partir del segmento B.

MAHLE presenta una mecánica híbrida modular adaptable a (casi) cualquier coche
MAHLE presenta una mecánica híbrida modular adaptable a (casi) cualquier coche

El fabricante alemán de componentes MAHLE ha presentado un nuevo motor híbrido modular, denominado MMHP (por MAHLE Modular Hybrid Powertrain), que se podrá escalar y adaptar a cualquier tipo de coche, desde modelos del segmento B hasta SUVs o berlinas grandes. Este nueva mecánica está pensada para híbridos enchufables y cuenta con un motor eléctrico y la transmisión completamente integrados, haciéndolo más compacto y más barato de fabricar.

El motor de combustión -de gasolina- puede ser de 2 o 3 cilindros y tiene totalmente integrados el motor eléctrico y la transmisión, que puede configurarse con 1, 2 o 4 velocidades según las necesidades del modelo en que vaya a aplicarse. El motor eléctrico va siempre conectado a las ruedas, permitiendo una entrega de par ininterrumpida, y se puede diseñar con diferentes configuraciones de potencia y par. También el tamaño de la batería es fácilmente adaptable, lo que permite una escabilidad total del tren motriz y su aplicación en modelos desde el segmento B hasta berlinas o SUV híbridos grandes.

Según MAHLE, su nueva arquitectura híbrida está diseñada para reducir la demanda del motor de combustión, ayudando así a reducir todavía más el consumo de combustible y las emisiones contaminantes. Para ello cuenta con un funcionamiento dual que le permite combinar las ventajas de las mecánicas híbridas paralelas y en serie. 

motor-hibrido-modular-mahle

Nuevo motor híbrido modular MMHP, escalable y completamente integrado.

Como en cualquier otro híbrido, cuando el nivel de carga de la batería es alto, el vehículo puede funcionar como un eléctrico puro; si el nivel de carga es bajo, y a velocidades de conducción lentas, cambia al modo híbrido en serie. A velocidades más altas, el motor de combustión es quien mueve directamente las ruedas y el sistema funciona como un híbrido en paralelo.

Según MAHLE, el peso de su mecánica híbrida modular es similar al de un motor de gasolina de 4 cilindros acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades. El hecho de tener todos sus componentes completamente integrados permite un conjunto muy compacto y, además, el motor de combustión permite reducir el coste en hasta un 30%. Este motor de gasolina ha sido diseñado específicamente para aplicaciones híbridas y cuenta con tecnologías como la MAHLE Jet Ignition, una pequeña cámara de precombustión que permite una alta relación de compresión y aumenta la recirculación de gases de escape, lo que reduce el consumo de combustible. Después, ya en la cámara de combustión, se emplea la inyección multipunto, y para reducir costes se ha optado por una sencilla configuración de un único árbol de levas en cabeza (SOHC) con sólo 2 válvulas por cilindro y sin alzado de válvulas variable. 

Según MAHLE, el motor de gasolina ha conseguido cifras de consumo de 207 g/kWh, aunque esperan reducirlo hasta los 195 g/kWh. Traducido a cotas más del día a día, aplicado en un SUV híbrido compacto, calculan que esta nueva arquitectura permitirá unas emisiones de CO2 de 18 g/km en ciclo WLTP. Para el proveedor alemán, su tren de potencia modular MMHP ofrece a los fabricantes de coches una solución "rápida y económica" para el proceso de electrificación que vive la industria, y en el que los actores implicados tienen que reducir las emisiones de CO2 de sus flotas a 59,4 g/km para el año 2030.

Conversaciones: