MAVEN PEER CARS

General Motors pondrá los coches a ganar dinero con un nuevo carsharing entre particulares

Maven, una compañía de General Motors, permitirá a sus usuarios ofrecer su coche a cambio de dinero en un nuevo servicio de movilidad compartida.

Maven es la marca de movilidad de General Motors.
Maven es la marca de movilidad de General Motors.

General Motors es una de las compañías líder en el desarrollo de vehículos autónomos. De hecho, la empresa de Michigan afirma tener uno sin pedales ni volante perfectamente utilizable a falta de lanzar una plataforma para su servicio de 'taxis autónomos' y, lo que es más importante, que la legislación les permita ofrecer su servicio de coches sin conductor.

Sin embargo, GM no se queda solo en los vehículos autónomos y ha lanzado la beta de un nuevo servicio llamado ''Peer Cars'', que permitirá a los propietarios de coches de sus marcas Chevrolet, Buick, GMC y Cadillac posteriores a 2015 ponerlos a disposición de otros usuarios por dinero, es decir, como una plataforma de carsharing en la que los coches ofrecidos son de particulares. Este servicio lo ha puesto en marcha Maven, su marca de movilidad, en Chicago, Detroit y Ann Arbor, Michigan, y agrupa vehículos eléctricos, híbridos y tradicionales de cualquier segmento. Maven también opera otras funciones en 17 ciudades de Estados Unidos y Canadá.

La posesión más valiosa

Julia Steyn, vicepresidenta de movilidad urbana de GM y Maven, aseguró en un comunicado que "el coche es una de las cosas más caras que se poseen. Aparcado, es un activo malgastado. La oferta de Maven es una forma inteligente para que los propietarios recuperen su inversión en vehículos".

AR-180729872

Según las primeras informaciones, el precio se desglosará favorablemente para el conductor, que recibirá el 60% del precio del uso de su vehículo. El otro 40% será para la compañía. Aun así, según apuntan desde Maven, estos datos son durante la prueba piloto y podrían cambiar si fuese necesario. Además, el precio será propuesto por el conductor siempre ajustándose entre un 20% más caro o más barato que el que Maven estipula en su servicio de carsharing para coches equivalentes. Durante el uso, todos los vehículos quedarán asegurados por valor de un millón de dólares a través de la propia marca.

Maven espera recoger datos y opiniones de varios clientes durante la prueba para, en otoño, lanzar el nuevo servicio a más ciudades de Estados Unidos. En el momento de su uso, el propietario puede entregar su coche en las condiciones de limpieza y gasolina que deseen, aunque será obligatorio que el usuario lo devuelva en las mismas condiciones con las que lo encontró.

La experiencia de Opel

Los más de 150.000 usuarios de Maven, cuando el servicio se expanda, encontrarán los coches listados del mismo modo que encuentran los de su flota de carsharing. General Motors, que da una gran paso con este servicio, tiene experiencia en este tipo de servicio entre particulares gracias al programa CarUnity, que permitía a los propietarios de Opel –antes marca de GM, ahora de PSA– alquilar sus coches. Entonces, miles de personas se registraron.

Los usuarios de la prueba piloto pueden utilizar coches de otros particulares también apuntados desde el pasado martes. No hay detalles de cuánto durará el piloto y cuándo exactamente podría expandirse a otras ciudades.

Conversaciones: