Híbridos y Eléctricos

EN LA PLANTA MLADÁ BOLESLAV

Skoda vuelve a fabricar baterías para los híbridos enchufables del Grupo Volkswagen

La planta checa de Skoda en Mladá Boleslav ha reanudado los trabajos de producción de las baterías que emplean los híbridos enchufables de todas las marcas del Grupo Volkswagen, tras el cierre preventivo por la crisis del coronavirus.

Baterias Skoda
Skoda reanuda la fabricación de baterías para los híbridos enchufables el Grupo VAG.

En su sede de Mladá Boleslav, en la República Checa, Skoda ha reanudado el montaje de baterías de litio de alto voltaje destinadas a los modelos híbridos enchufables del Grupo Volkswagen. La parada de la producción provocada por la crisis sanitaria del coronavirus ha obligado a la instalación a reanudar sus trabajos analizando cada uno de los procesos y de los movimientos de los empleados. Skoda se tomará con cautela esta reentrada por lo que ha presentado a sus 200 trabajadores un plan en el que se contemplan hasta 80 precauciones que deben tener en cuenta en su tarea diaria.

La reapertura de los trabajos de ensamblaje de vehículos en sus plantas checas también ha permitido que se reanude la producción de las baterías que se ensamblan en la fábrica de Mladá Boleslav. Su destino son los híbridos enchufables basados ​​en la plataforma MQB que emplean los modelos de Skoda, Audi, SEAT y Volkswagen desde septiembre de 2019.

Para garantizar la mayor protección de la salud en el interior de estas instalaciones, los empleados deben cumplir un código de conducta que permanecerá vigente hasta nuevas instrucciones. Según explica Christian Bleiel, Jefe de Producción de Componentes de Skoda, en las últimas semanas todas y cada una de las actividades que se realizan en la fábrica han sido estudiadas de forma minuciosa. El objetivo es garantizar, desde el primer día, las cantidades de baterías requeridas por la producción de vehículos actual, “cumpliendo con las precauciones requeridas para mantener a nuestros empleados lo más seguros posible”.

skoda baterias

Planta checa de Skoda en Mladá Boleslav.

En el proceso de ensamblaje de baterías de Mladá Boleslav participan alrededor de 200 empleados. Los sistemas de baterías que salen de allí se montan por completo en su línea de producción. Además, se prueban para comprobar su correcto funcionamiento, realizando varios ciclos de carga y descarga antes de que se instalen definitivamente en los automóviles a los que van destinados. 

En noviembre de 2017, el grupo Volkswagen decidió encargar a Skoda la producción de componentes eléctricos para vehículos híbridos enchufables. Dos años después, en septiembre de 2019, salieron de esta fábrica la primera oleada de baterías para vehículos híbridos enchufables. La firma checa ha invertido hasta ahora 25,3 millones de euros en las líneas de producción de baterías de alto voltaje. Skoda tiene previsto expandir la capacidad de producción de esta instalación este mismo año, que actualmente está respaldada por 13 robots KUKA que se encargan de transportar los componentes particularmente pesados ​​y voluminosos. En los próximos años, aumentará aún más su capacidad de fabricación hasta alcanzar las 150.000 unidades por año.

Conversaciones: