SE PRESENTARÁ EN EL SALÓN DE GINEBRA 2018

El nuevo Mercedes-Benz Clase C, un híbrido enchufable y semiautónomo

Mercedes-Benz ha elegido el próximo Salón de Ginebra para presentar a nivel mundial la nueva Clase C, que introduce un nuevo sistema de propulsión híbrida enchufable y tecnología de conducción semiautónoma.

El nuevo Mercedes-Benz Clase C híbrido enchufable debutará en el Salón de Ginebra.
El nuevo Mercedes-Benz Clase C híbrido enchufable debutará en el Salón de Ginebra.

La firma automovilística alemana Mercedes-Benz ha elegido el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra para presentar a nivel mundial los nuevos Clase C berlina y familiar, que incorporarán un cuadro de instrumentos totalmente digital, sistemas de conducción semiautónoma, faros Multibeam LED o carga inalámbrica para el teléfono móvil, entre otras novedades.

En un comunicado, la marca de la estrella informó de que todos estos sistemas opcionales provienen de las gamas superiores de la firma y que introduce nuevos motores diésel, gasolina y de propulsión híbrida enchufable.

El nuevo Clase C monta una parrilla en efecto diamante combinada con el acabado opcional AMG Line. Asimismo, Mercedes-Benz ha rediseñado los faros LED High Performance (de serie para el mercado español) y, por primera vez, están disponibles como opción en esta gama los faros Multibeam LED con luz de carretera Ultra Range. También se amplía la gama de colores para la carrocería con los acabados plata Mojave metalizado y verde esmeralda metalizado.

En el interior, incorpora los tapizados opcionales en gris magma/black y marrón ecuestre para el acabado AMG Line y el equipo de serie del botón de arranque sin llave Keyless, con un nuevo diseño en efecto turbina, además del concepto del cuadro de instrumentos del Clase S, con una pantalla digital personalizable en tres estilos: Classic, Sport y "Progressive.

Por otro lado, el nuevo modelo de la marca alemana es capaz de realizar una conducción semiautónoma en ciertas situaciones. Según explicó la compañía, el coche monitoriza la situación del tráfico mediante los sistemas de radar y cámaras, que le permiten 'ver' hasta 500 metros por delante del vehículo, mientras que el entorno del automóvil es escaneado por los radares con un alcance de 250 metros delante, 40 metros a los lados y 80 metros por detrás.

El nuevo Clase C se apoya también en los datos de navegación para las funciones de asistencia a la conducción, reduciendo automáticamente la velocidad al acercarse a una curva, un cruce o una rotonda. Además, incluye una versión mejorada del Servo Freno de Emergencia Activo, que ayuda a mitigar las consecuencias de una colisión por alcance con vehículos precedentes en (movimiento o detenidos) e incluso con peatones y ciclistas cruzando, pudiendo llegar a evitar la colisión.

La actual generación del Clase C se situó en 2017 como el modelo más vendido de Mercedes-Benz, con 415.000 unidades comercializadas en todo el mundo.

Conversaciones: