DEJAN LA BATERÍA USADA Y TOMAN UNA CARGADA

Prueban un sistema de intercambio de baterías para scooters eléctricos en Japón

Las empresas Sumitomo y Gogoro lanzaron el programa piloto GoShare en Japón para el alquiler de scooters eléctricos y el intercambio de baterías.

Prueban un sistema de intercambio de baterías para scooters eléctricos en Japón.
Prueban un sistema de intercambio de baterías para scooters eléctricos en Japón.

En la isla japonesa de Okinawa ha sido puesto a prueba un programa piloto de alquiler de scooters eléctricos y de intercambio de baterías, que podría tener impacto a nivel mundial debido a su practicidad y conveniencia. La empresa japonesa Sumitomo se asoció con el fabricante de scooters taiwanés Gogoro, para lanzar el 5 de febrero un programa de alquiler de motocicletas a batería llamado GoShare, con características inéditas en la industria.

Los clientes pueden alquilar un scooter Gogoro con un motor eléctrico tan potente como un motor de gasolina de 50 cc por 1.500 yenes (11 euros) por hora. Hay 100 motocicletas disponibles, informó Nikkei Asian Review. Lo más novedoso del sistema es la forma de usar las baterías. Cuando la batería se descarga, los usuarios la retiran ellos mismos y la insertan en uno de los espacios de la estación de carga, para después tomar una batería totalmente cargada y continuar el viaje. De esta manera, los conductores de los scooters eléctricos no tienen que esperar a que su batería se cargue. Las estaciones de carga son grandes aparatos con muchos espacios donde están ubicadas las baterías. Los usuarios no necesitan asistencia para dejar la batería usada y retirar la batería cargada.

4

El programa GoShare está a prueba en Japón, pero Gogoro ya tiene más de 400 estaciones de carga de baterías de scooters en Taiwán, que pueden ser localizadas por los clientes desde el smartphone. Gogoro lanzó su scooter a batería en 2015, y desde entonces ha vendido casi 50.000 unidades. La moto también se vende en Alemania y Francia.

Las compañías quieren crear un sistema similar para los coches eléctricos, que siguen incrementando su popularidad. Con una gran cantidad de estaciones de carga para vehículos eléctricos, se reduciría la ansiedad de autonomía ya que los conductores no tendrían que preocuparse por el alcance en viajes largos. Ambas compañías, que firmaron la sociedad en 2017, han sugerido la posibilidad de crear estaciones de carga de baterías alimentadas por energía solar, aunque todavía realizan estudios para determinar su viabilidad. Sumitomo trabaja en el desarrollo de baterías desde 2009, y eso los llevó a interesarse en los scooters de Gogoro.

Otras compañías también están trabajando para combinar energía renovable y baterías. La corporación japonesa Itochu, por ejemplo, está desarrollando una tecnología que utiliza inteligencia artificial para determinar cuánta electricidad se debe almacenar en las baterías, dependiendo del clima y la demanda de energía.

Conversaciones: