SALÓN INTERNACIONAL DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA

Ginebra 2018: Seat da un giro hacia el coche eléctrico a través de Cupra

Seat presentó su primer coche eléctrico, el Cupra e-Racer, un gran turismo con cuatro motores eléctricos y tracción trasera que se convierte en el primer coche eléctrico pensado para competición de la marca española.

Ginebra 2018: Seat da un giro hacia el coche eléctrico a través de Cupra.
Ginebra 2018: Seat da un giro hacia el coche eléctrico a través de Cupra.

La firma española Cupra ha tenido su debut como marca deportiva en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018. La filial de Seat, recientemente lanzada como marca independiente, ha presentado el Cupra e-Racer, su primer gran turismo de carreras 100% eléctrico. Para su construcción, el e-Racer ha empleado como base el Seat León TCR, prescindiendo del motor de combustión y convirtiéndose en un coche eléctrico de carreras capaz de desarrollar una potencia máxima de 670 CV.

El Cupra e-Racer tiene una batería de 65 kWh y cuatro motores eléctricos que actúan sobre las ruedas del eje trasero. Para que nos hagamos una idea de su potencial, Seat asegura que la batería de este coche eléctrico es tan potente como las de 9.000 teléfonos móviles conectados en serie. Con un total de 23 paneles, compuestos por 264 unidades de carga cada uno, las baterías del e-Racer necesitan 40 minutos para recargarse completamente.

CUPRA_Story_eRacer_005_HQ

Respecto al León TCR, el e-Racer gana cerca de 300 kilos de peso, con una distribución 40-60. La responsabilidad de este aumento de peso recae en los  450 kilos de la batería, que representa una tercera parte del total del coche. Por este motivo, “su colocación ha sido uno de los mayores retos que hemos afrontado”, afirma Xavier Serra, director técnico del proyecto. Es tan grande y pesada, que su volumen ha tenido que repartirse por toda la parte inferior del coche con el fin de preservar su equilibrio y funcionalidad.

CUPRA_Story_eRacer_012_HQ

El Cupra e-Racer puede alcanzar una velocidad máxima de 270 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 3.2 apenas segundos y de 0 a 200 km/h en la majestuosa cifra de 8.2 segundos. La potencia nominal de sus motores es de 402 CV, aunque el piloto tendrá disponibles picos de potencia de hasta 670 CV con hasta 12.000 revoluciones por minuto –prácticamente el doble de su homólogo a gasolina– y todo ello sin necesidad de cambiar de marcha. “La potencia es, sin duda, uno de los aspectos que más sorprende de este vehículo”, afirma Xavier Serra.

“Ganar en aerodinámica era el objetivo principal”, asegura Serra. Por este motivo, y para que “el coche tenga más dinamismo” y se minimice el arrastre aerodinámico, los retrovisores han sido substituidos por cámaras de video. El conductor puede visualizar todo lo que sucede a su alrededor gracias a tres objetivos y una gran pantalla integrada en el salpicadero.

CUPRA_Story_eRacer_002_HQ

El jefe de Seat, Luca de Meo, describió al e-Racer como "un verdadero automóvil deportivo” y anunció que durante 2018 el e-Racer será exhibido en varios eventos donde mostrará al público su comportamiento. Mientras tanto, Seat trabaja en la creación de una competición de grandes turismos eléctricos para 2019 a través de la nueva marca Cupra. Según de Meo, la nueva categoría será “mucho más activa, increíblemente dinámica, intensa y emocionante”. Actualmente, la única categoría de vehículos eléctricos en activo es la Fórmula E, aunque otras marcas como Tesla también han anunciado sus intenciones de electrificar el mundo del motor con el EGT.

3

Cupra e-Racer en el Salón de Ginebra / Foto: HyE.

Cupra, líder de la nueva competición eléctrica

Seat ha anunciado que Cupra asumirá las responsabilidades y las tareas que hasta ahora desempeñaba la división Seat Sport. “La filial deportiva hereda las aportaciones que Seat ha realizado al mundo del automovilismo durante más de 40 años, sin dejar de ser consciente de que el futuro de las carreras pasa por los sistemas de propulsión alternativos”, dijo la marca. El objetivo de Cupra es “preparar el camino y liderar el cambio” hacia la energía limpia y eficiente en el mundo de la competición.

Junto con el lanzamiento del nuevo coche eléctrico, Cupra ha anunciado su intención de crear “una nueva experiencia” en el mundo de la competición: las series E TCR, el primer campeonato de turismos eléctricos. Con el fin de dar a conocer la nueva competición, E TCR realizará acciones promocionales durante el año 2018, antes de lanzar la nueva serie en 2019.

2

Cupra e-Racer en el Salón de Ginebra / Foto: HyE.

La participación del modelo e-Racer en algunos de los eventos de TCR durante la temporada 2018 está siendo considerada por parte de la marca con la intención de evaluar su potencial en comparación con los coches de carreras TCR a gasolina y realizar su puesta a punto. Lejos de crear un campeonato monomarca, Cupra invita al resto de fabricantes de automóviles a que se unan a la nueva competición de la que está sentando las bases técnicas.

El Dr. Matthias Rabe, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de Seat, ha afirmado que “apostamos por el E TCR porque estamos convencidos de que el futuro de la competición pasa por los motores eléctricos. Del mismo modo en que el Seat León Cup Racer sentó las bases técnicas del campeonato TCR, una vez más llegamos los primeros a esta nueva experiencia.” Por ello Rabe anima “al resto de fabricantes a unirse a nosotros en esta apasionante aventura.”

CUPRA_Story_eRacer_003_HQ

Cupra, puerta de entrada al coche eléctrico

Cupra ha aprovechado el evento para hacer gala de las bondades de los coches eléctricos, como que requieren mucho menos mantenimiento y que son más eficientes que los automóviles de gasolina. “Un coche eléctrico utiliza prácticamente toda la energía suministrada, mientras que un motor de combustión solo utiliza, en el mejor de los casos, el 30% del poder energético del combustible”, indicó la firma española. “Además, la energía cinética se aprovecha para recuperar la potencia en las fases de frenado y desaceleración. Por si esto no fuese suficiente, la aceleración es mucho mejor, ya que el automóvil eléctrico tiene su par máximo disponible desde el momento en que se presiona el acelerador”.

El mes pasado, de Meo sugirió que lanzarían varios modelos híbridos y eléctricos de Cupra en el futuro, y que usarán la marca como “puerta de entrada para traer la tecnología que después pasará a los coches de Seat. Estamos en una fase en la que tendremos que integrar muchas tecnologías, desde el motor hasta la conectividad, los sistemas de asistencia al conductor, todo". El presidente de la marca española afirmó que una variante híbrida enchufable de alguno de los últimos SUV que están lanzando al mercado “tiene sentido”, por lo que Cupra no debería tardar en ponerse ‘manos a la obra’ con la electrificación de Seat, empezando por los todocamino.

55

Cupra e-Racer en el Salón de Ginebra / Foto: HyE.

Conversaciones: