Híbridos y Eléctricos

CAMBIO CLIMÁTICO

Los niveles de gases invernadero superan máximos de 3.000 millones de años

Según la Organización Meteorológica Mundial, no hay indicios de que la tendencia se revierta y puede provocar un incremento de la temperatura de 1,5ºC.

blue_co2_dioxide_energy_gases_greenhouse_pollution_sky-1136652
Emisiones de una fábrica.

Los niveles de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera han alcanzado un nuevo máximo sin precedentes en la era industrial, y son los más elevados, al menos, en los últimos tres millones de años. Según advierte la Organización Meteorológica Mundial, no hay indicios de inversión en esta tendencia, que está desencadenando un cambio climático a largo plazo, la subida del nivel del mar, la acidificación de los océanos y un mayor número de fenómenos meteorológicos extremos.

El último Boletín de la OMM sobre los Gases de Efecto Invernadero ha revelado que  la concentración media mundial de dióxido de carbono (CO2) pasó de 400,1 partes por millón (ppm) en 2015 y 403,3 ppm en 2016, a 405,5 ppm en 2017. También ascendieron las concentraciones de metano y óxido nitroso, en tanto que reapareció el CFC-11, un potente gas de efecto invernadero que agota el ozono, regulado en el marco de un acuerdo internacional para proteger la capa de ozono.

Desde 1990 se ha producido un incremento del 41% del forzamiento radiativo total –que tiene un efecto de calentamiento en nuestro clima– causado por los gases de efecto invernadero de larga duración. El CO2 es responsable de un 82% del aumento del forzamiento radiativo durante los últimos diez años, según las cifras proporcionadas por la NOAA, la agencia meteorológica de Estados Unidos, que se citan en el Boletín de la OMM.

Los informes de la OMM y el PNUMA vienen a sumarse a las pruebas científicas aportadas por el informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre el calentamiento global de 1,5°C. En él se establece que las emisiones netas de CO2 deben reducirse a cero hasta aproximadamente 2050 (es decir, la cantidad de CO2 que se incorpora a la atmósfera debe ser igual a la cantidad absorbida por sumideros, naturales y tecnológicos) para limitar el aumento de la temperatura a 1,5°C. En el informe se muestra que si se contiene el incremento de la temperatura por debajo de los 2°C se reducirán los riesgos para el bienestar humano, los ecosistemas y el desarrollo sostenible.

Conversaciones: