ALARMANTE BALANCE DE RESULTADOS

Tesla confirma el Model Y para inicios de 2020 sin detener la hemorragia

Tesla ha revelado durante la presentación de su último balance de resultados que el lanzamiento del cuarto modelo de su gama de vehículos completamente eléctricos, el Model Y, será una realidad a inicios de 2020.

Tesla confirma el Model Y para inicios de 2020 sin detener la hemorragia.
Tesla confirma el Model Y para inicios de 2020 sin detener la hemorragia.

Tesla ha confirmado sus planes de iniciar la producción del SUV compacto Model Y para finales de 2020. Hace tan solo unas semanas llegaba un informe el cual aseguraba que la compañía de Palo Alto estaba sondeando las empresas suministradoras de componentes con el objetivo de abastecerse de las partes necesarias para construir el nuevo Tesla Model Y a partir de noviembre de 2019. Elon Musk no tardó en alzar la voz en las redes sociales y corregir el dato posponiéndolo unos meses. Ahora, después de publicar unos resultados poco satisfactorios para el primer trimestre que numerosos medios contrastados tachan de “hemorragia”, Tesla ha revelado oficialmente que el lanzamiento del cuarto modelo de su gama de vehículos completamente eléctricos será una realidad a inicios de 2020.

El pasado miércoles Tesla reveló que durante los tres primeros meses del año sus ingresos han sufrido un descenso de 784,6 millones de dólares, lo que deja el volumen de negocio de la empresa californiana en $3.410 millones. Si comparamos los resultados con los del año anterior, durante el mismo periodo Tesla reflejó en sus cuentas pérdidas por 397,2 millones de dólares, dejando los ingresos totales de la compañía dirigida por Elon Musk en $2.700 millones. Desde que saliese a bolsa en 2010, Tesla ha publicado números verdes únicamente en dos ocasiones, aunque en la actualidad todavía puede garantizar su solvencia gracias a un balance de caja positivo por valor de 2.700 millones de dólares.                                                                 

Según parece, a Elon Musk no le interesa mucho hablar de finanzas. "El Model Y va a traer consigo una revolución en los métodos de fabricación", dijo el CEO de Tesla durante la publicación de resultados, en la que no dudó en expresar su frustración ante ciertas preguntas "aburridas" por parte de los analistas de Wall Street. El director ejecutivo de la compañía prefiere mantener el foco sobre su producto y no sobre sus números a la espera de un acelerón en el ritmo de fabricación del Model 3, el coche eléctrico más asequible de la marca, que le permita tomar aire ante una situación financiera que se acerca cada vez más a la línea roja.

La producción del Tesla Model 3 alcanzó un máximo histórico de 2.270 unidades por semana el pasado mes de abril. La cifra, aunque supone un considerable aumento en la capacidad de la planta de Fremont, queda todavía bastante lejos de los 5.000 coches semanales que Musk había prometido para inicios de 2018 durante el lanzamiento del automóvil y pospuesto más tarde para inicios del tercer trimestre. “Nuestro conocimiento de la producción está mejorando exponencialmente”, afirmó Musk. “Hemos detectado vías para conseguir mejoras en el volumen con mucho menos [gasto] mediante la simplificación de la línea de producción y mediante el compromiso [de los operarios] en mejorar la forma en que trabajamos”, concluyó.

Conversaciones: