Híbridos y Eléctricos

NUEVA FECHA

El Volkswagen ID.5 retrasa su lanzamiento oficial hasta mayo por la crisis de componentes

No ha habido más remedio. El lanzamiento del Volkswagen ID.5 se ha visto retrasado por la grave crisis que ha obligado a los alemanes a cerrar las fábricas.

volkswagen-id-5-retraso-lanzamiento
El Volkswagen ID.5 retrasa su lanzamiento oficial hasta mayo por la crisis de componentes

Los planes no siempre salen como a uno le gustaría. La complicada situación que viven los mercados está alterando los calendarios de las marcas. Los fabricantes se enfrentan a una crisis mundial por falta de componentes. Un delicado entorno que ha provocado que Volkswagen retrase el lanzamiento oficial del nuevo Volkswagen ID.5. El modelo coupé tendrá que esperar unos meses aparcado hasta poder satisfacer la demanda inicial.

Hace unas semanas informábamos del inicio de la producción del ID.5. Volkswagen estaba cumpliendo los plazos y la planta de Zwickau en Alemania anunció a bombo y platillo la fabricación de las primeras unidades. Esas primeras unidades ahora tendrán que esperar a ver la luz del sol ya que la agenda está parada. El lanzamiento comercial se retrasa hasta mayo, tal y como comenta Automobilwoche. Todo ello causado por el conflicto en Ucrania, principal proveedor de arneses eléctricos para Volkswagen y muchas de las empresas del sector.

Aunque no era lo esperado, los alemanes han tenido que paralizar la producción en muchas fábricas ante la falta de elementos de montaje. Zwickau también ha visto detenidas sus líneas durante varios días, aunque tras reactivarse Volkswagen ha dado prioridad a los modelos que ya están a la venta, es decir a los Volkswagen ID.3 y Volkswagen ID.4. El ID.5 tendrá que esperar a que la producción retome un ritmo más normal para así no desestabilizar las entregas.

volkswagen-id-5_03
El Volkswagen ID.5 junto al ID.5 GTX, la versión más prestacional

Volkswagen quiere acumular unidades para hacer un lanzamiento más en consideración. El fabricante sabe que un primer lanzamiento positivo puede resultar clave en la vida comercial de un modelo. Por ese motivo ha tomado la drástica decisión de paralizarlo todo, seguir produciendo unidades y acumularlas a la espera de tener una flota lo suficientemente grande como para colmar las necesidades iniciales del mercado. Hay que tener en cuenta que durante los primeros compases de la vida de un producto se necesitan más unidades.

Unidades que son destinadas a exhibición, a medios o a pruebas de clientes. Sin esas unidades el producto no tiene visibilidad y es algo que puede causar males mayores en un futuro. Los alemanes saben que, por su estilo, el Volkswagen ID.5 tendrá un gran interés comercial, y no quieren tirarlo por tierra con un lanzamiento poco apropiado. El 6 de mayo es la nueva fecha fijada, apenas un par de meses de retraso con respecto a los planes iniciales. Se espera que para entonces la situación geopolítica se haya estabilizado y los suministros lleguen a las líneas a un ritmo mayor y más estable.

Hace unos días Volkswagen anunció que retomaba la producción en sus plantas de vehículos eléctricos, incluida Zwickau. Durante los próximos meses, crisis mediante, los hornos eléctricos de la compañía trabajarán a un ritmo normal tras eliminar el cuello de botella provocado por la falta de componentes. Cuando las unidades ID.3 e ID.4 hayan estabilizado las entregas, llegará el turno del lanzamiento del Volkswagen ID.5, que tendrá que revisar sus expectativas de cuentas para el primer año.

Conversaciones: