LOS PROVEEDORES SE ELECTRIFICAN

Mahle está desarrollando motores para coches eléctricos con un 96% de eficiencia

La empresa alemana Mahle ha anunciado que está desarrollando motores eléctricos de diversos voltajes que se utilizarán para propulsar coches eléctricos e híbridos ligeros.

Mahle en el IAA de Frankfurt.
Mahle en el IAA de Frankfurt.

El proveedor alemán Mahle, una de las 20 empresas de partes y componentes más importantes del mundo, está desarrollando soluciones de alto voltaje junto con otros motores de 48 voltios para la propulsión de coches eléctricos e híbridos ligeros. J.D. Kehoe, director de desarrollo de producto en Mahle Norteamérica, ha reconocido que su empresa está trabajando en “motores de 48 voltios para hibridar unidades de combustión y motores eléctricos para la propulsión de coches eléctricos” dotados de una gran eficiencia.

Kehoe ha aceptado, en palabras recogidas por BusinessWire, que los sistemas híbridos ligeros de 48 voltios están ganando aceptación en la industria. Para adaptarse a los cambios que se avecinan, Mahle está trabajando en una solución HVAC (climatización y ventilación) totalmente electrificada, además de en otros elementos auxiliares como los enfriadores de aceite y las bombas hidráulicas, que también pasarán a ser eléctricos con la llegada de los sistemas propulsores híbridos ligeros.

Los sistemas de propulsión auxiliar de 48 voltios de Mahle irán suministrados con una electrónica de control integrada que gobernará el motor eléctrico de 14 kW de potencia (unos 19 CV) que asistirá al propulsor principal de combustión. La empresa asegura que ya ha probado esta solución en automóviles de producción de la marca Smart, pero no ha revelado el timing con el que llegarán al mercado.

Por otro lado, los motores eléctricos de alto voltaje e imanes permanentes de los vehículos 100% eléctricos emplearán refrigeración líquida tanto para el cuerpo del motor como para el sistema de control. Estos serán compatibles con tensiones de entre 200 y 400 voltios, dependiendo del voltaje que pueda ofrecer la batería del automóvil, y desarrollarán hasta 100 kW de potencia (134 CV), dependiendo de las características que requiera el fabricante.

Por último, Mahle propone una solución de mayor voltaje, con tensiones que van de 400 a 800 voltios, con lo que se obtiene hasta un 96% de eficiencia energética. La potencia de salida en estos modelos de motores para coches eléctricos puede alcanzar los 180 kW (equivalentes a 240 CV) por cada unidad, pudiendo combinar diversos motores para obtener un mayor desempeño (480 CV y hasta 720 CV). Una vez más, las necesidades de la marca fabricante de automóviles dictarán hasta que punto se exprime todo el potencial de los eficientes motores eléctricos.

Conversaciones: