Híbridos y Eléctricos

FABRICADO POR LA ITALIANA XEV

Yoyo, un coche eléctrico con baterías intercambiables y super equipado por 10.690 euros

XEV ofrecerá el Yoyo en los mercados europeos importantes como una alternativa a eléctrica a los utilitarios urbanos. Clasificado como cuadriciclo, sus baterías intercambiables y su equipamiento prometen autonomía y confort en los desplazamientos diarios.

XEV Yoyo cuadriciclo electrico

La startup italiana XEV ha presentado en el Salón del Automóvil de Múnich la versión de producción del Yoyo, un coche eléctrico urbano, de apenas dos y metro y medio de largo que puede adquirirse por 10.690 euros con todos los descuentos y ayudas ya aplicados. Aunque el Yoyo ofrece las especificaciones mecánicas de un cuadriciclo eléctrico L7e, categoría a la que corresponde, su equipamiento puede ir un mucho más allá de lo habitual. Ofrece un chasis de acero y baterías intercambiables y en su interior muchas piezas impresas en 3D. Un techo panorámico, una pantalla de 10 pulgadas o el aire acondicionado aumentan el confort interior para los viajes urbanos.

El Yoyo fue presentado por primera vez, todavía en una etapa muy anterior de desarrollo, en primavera de 2018, cuando todavía su fabricante pretendía introducirlo únicamente en el mercado chino. Las gestiones nunca se completaron y no se llegó a realizar el anunció final de su lanzamiento allí. Ahora, con la celebración del IAA Mobility, XEV asegura que el Yoyo se ofrecerá inicialmente en “todos los mercados europeos importantes”, siendo el primero el de su país natal, Italia. Allí el Yoyo tiene un precio inicial de 9.900 euros después de aplicar todas las promociones y descuentos. Un precio algo más elevado del que se anunció inicialmente por parte de la empresa de Turín, que pretendía ofrecerlos por 7.995 euros en toda Europa.

En España, el Yoyo puede adquirirse, financiado, a través de la web XEV Electromobility, donde tiene un precio base de 12.987,60 euros sin IVA. Al aplicar descuentos, promociones, ayudas e impuestos el precio final de ventas es de 10.690 euros.

El Yoyo es un coche eléctrico biplaza cuyas dimensiones son de 2.530 mm de largo, 1.500 mm de ancho, 1.560 mm de alto y una distancia entre ejes de 1.680 mm. Está fabricado a partir de un chasis de acero y muchas de las partes del cuerpo y del interior se fabrican mediante impresión 3D. Esto hace que muchas de ellas sean de plástico y que su peso pueda ser muy contenido, alcanzando los 450 kilogramos sin batería.

El habitáculo está reforzado contra impactos laterales, frontales y vuelcos con barras de protección acero HSS. Entre otras características, el Yoyo incluye un techo panorámico, un mini maletero con 160 litros de capacidad y llantas que pueden ser de 14 o 15 pulgadas. Entre los aspectos más destacados del equipamiento, la empresa menciona un velocímetro digital y una pantalla táctil de información y entretenimiento de 10 pulgadas en la cabina (opcional, la de serie es de 7 pulgadas), Aire acondicionado, entrada y arranque sin llaves, Bluetooth, tres USB para carga de dispositivos, elevalunas eléctricos, ABS y cinturones de seguridad. En términos de apariencia, XEV planea ofrecer componentes del vehículo en una variedad de estilos diferentes, lo que facilitará la personalización del Yoyo. 

Interior XEV Yoyo cuadriciclo electrico

En el interior del Yoyo, piezas fabricadas por impresión 3D y un alto nivel de equipamiento.

Está impulsado por un motor síncrono de imanes permanentes situado en el eje trasero, que ofrece una potencia máxima de 7,5 kW nominales y 15 kW punta que con el que es capaz de alcanzar los 80 km/h, según indica XEC. Se alimenta de una batería LFP (litio ferro-fosfato) de 10,3 kWh que funciona a 77 voltios y que puede ser intercambiada. Con esta configuración el Yoyo puede recorrer hasta 150 kilómetros según el ciclo de prueba Urban Dynamometer Driving Schedule (UDDS). Se trata de estándar autorizado para el tráfico urbano, pero poco realista para el uso diario.

El modelo se puede cargar a través de un conector doméstico schuko con toma de tierra o a través de una conexión de Tipo 2. En este último caso, el proceso de carga del 30 al 100 por cien precisa de cuatro horas. XEV quiere crear un sistema de intercambio de baterías alternativo para que sustituir las baterías vacías por una completamente cargada a través de estaciones urbanas o mediante un servicio móvil que lo realice de manera manual. En realidad, el sistema de alimentación de10,3 kWh está formado por de tres baterías, cada una de ellas con un peso de 25 kilogramos, a las que se puede acceder fácilmente a través de la parte trasera y para las que XEV ofrece una garantía de tres años.

Para crear un sistema de intercambio estacionario, XEV acaba de firmar un acuerdo con el operador de estaciones de servicio Eni. La “solución de movilidad urbana sostenible y eficiente estará disponible en las estaciones de servicio de Eni seleccionadas en los próximos meses”, indica la empresa. Como parte del acuerdo, a partir de 2022, el Yoyo formará parte de la flota Enjoy, el servicio de uso compartido de automóviles de Eni.

Conversaciones: