Híbridos y Eléctricos

PROGRAMA PILOTO

Ford desarrolla un robot de carga eléctrico que ayuda a personas discapacitadas

Con el fin de eliminar cualquier tipo de barrera posible, Ford empieza las pruebas de un robot de carga que facilita el uso para personas discapacitadas o de movilidad reducida.

Robot-Carga-Ford
Un robot facilita la carga para coches eléctrico con conductores que sufren alguna discapacidad

Seamos sinceros, por mucho que hayan mejorado los puntos y las estaciones de carga, todavía hay ciertas barreras que debemos eliminar para facilitar un proceso que dentro de poco va a ser habitual en todos los conductores. Con el fin de llevar la movilidad eléctrica todo el mundo, Ford ha desarrollado un robot asistente de carga que ayuda a personas discapacitadas o con movilidad reducida. Un servicio que facilitará la vida a muchos conductores, aunque por el momento se está probando de forma inicial en Alemania.

El desarrollo ha corrido a cargo de la Universidad de Dortmund, en Alemania. Con un diseño a medida, los primeros ensayos en condiciones reales ya se están llevando a cabo. Aunque en un principio se ha diseñado pensado en los coches eléctricos, también se puede emplear en cualquier tipo de vehículo enchufable, aunque por el momento hay ciertas limitaciones, como la ubicación de la toma de carga. Con el tiempo se esperan pulir los detalles, permitiendo la carga a más sistemas y modelos.

El robot asistente elimina la necesidad de tener que arrastrar los pesados cables de carga hasta la boca de conexión del coche. El prototipo desarrollado por Ford y el centro permite que el usuario pueda manejar el robot de carga desde una aplicación móvil. Unos indicadores luminosos dan instrucciones al conductor para dejar el coche en el lugar correcto, y mediante la aplicación correspondiente el conductor puede abrir la toma de carga y realizar la conexión robotizada. Todo ello sin tener que bajarse del coche.

Carga-Robot-Ford-Electricos
Mediante una cámara instalada en el brazo se puede controlar los movimientos con la aplicación móvil

El objetivo final es que de cara al futuro todo el proceso se automatice por completo con una participación mínima o nula por parte del conductor. La idea es que los conductores con discapacidad o movilidad reducida se encargue exclusivamente de aparcar el coche y que el punto de carga se encargue del resto mediante movimientos precisos y calculados. Una vez completada la carga el brazo robótico se pliega y se queda perfectamente guardado a la espera de un nuevo cliente. Ford piensa que este sistema puede tener otros usos y destinos.

El concepto de punto de carga robótico y asistido no es nada nuevo. En muchas ocasiones hemos escuchado sistemas y tecnologías parecidas que buscan hacer la vida más fácil a todos los conductores. Hay desarrollos más avanzados que contemplan una total autonomía del vehículo y la carga de este, como el sistema ZiGGY que te presentamos hace unas semanas. Aparcamientos de última generación donde el conductor se libera del trabajo mientras que el coche de forma totalmente autónoma busca hueco, se aparca y un robot carga automáticamente. Igual no estamos tan lejos de ese momento.

Conversaciones: