Híbridos y Eléctricos

PLANES DE FABRICACIÓN

El Tesla Model Y se fabricará en Fremont y “roba” espacio al Model S y al Model X

Tesla fabricará el Model Y en Fremont, junto al Model 3, con el que como parte una gran cantidad de piezas, y junto al Model S y el Model X que, a partir de septiembre, compartirán la línea de producción y recibirán cambios en su interior.

El Tesla Model Y se fabricará en Fremont.
El Tesla Model Y se fabricará en Fremont.

El Tesla Model Y, presentado el pasado 14 de marzo, estará disponible en el mercado estadounidense a partir de otoño de 2020 y, a principios de 2021 en el resto de los mercados internacionales. Tesla todavía no ha decidido la ubicación de las primeras líneas de producción de este SUV derivado del Model 3, aunque las últimas informaciones aseguran que la compañía está preparándose para la producción en la fábrica de Fremont.

Si bien Tesla en el momento de la presentación ya comenzó a admitir pedidos del Model Y, no reveló ni la ubicación ni los planes de producción. Un mes después, en la presentación de resultados del primer trimestre de 2019, Elon Musk, CEO de Tesla, afirmó que en poco tiempo anunciaría si la producción se realizaría en la fábrica de Fremont en California o en la Gigafactoría de Nevada.

CNBC ha informado que Tesla ya ha tomado la decisión, y que en la fábrica de Fremont ya han comenzado los preparativos. Para poder incorporar el Model Y a la producción, Tesla combinará las lineas del Model X y el Model Y en una sola, ya que actualmente ocupan mucha superficie de la zona de producción, por la gran cantidad de procesos separados que se realizan. Precisamente Tesla ha cancelado las visitas a la fábrica con el objeto de realizar algunos cambios en estas líneas.

Factoría de Tesla en Fremont

La decisión de fabricar el Model Y en Fremont parece coherente con el hecho de que comparte muchas partes con el Model 3, que también se fabrica allí, lo que facilita la logística de la planta.

Con un catálogo compuesto ya por cuatro modelos, la integración en la misma línea de producción del Model S y del Model X tiene sentido para recuperar espacio productivo en la fábrica. En los próximos años su demanda puede reducirse y, en cualquier caso, su volumen de ventas será muy inferior al que se espera para el Model 3 y el Model Y, destinados al mercado masivo, sobre todo cuando se ofrezcan las versiones estándar, las más económicas.

Aprovechando estos cambios, a partir de septiembre, es posible que Tesla comience la producción de las versiones renovadas del Model S y del Model X con un nuevo interior, además de otros cambios, en pequeños detalles del exterior, similares a los que recibió el Model S en 2016, cuando se modificó parte del frontal y algunos detalles en la zaga. Tesla está trabajando también en unos nuevos motores que probablemente se incluirán en la próxima actualización. Los actuales motores eléctricos de inducción de corriente alterna y excitación externa se cambiarían por motores de imanes permanentes como los que se montan en el Model 3.

Conversaciones: