SISTEMA ELÉCTRICO HECHO EN CASA

De viaje con una caravana autosuficiente que usa paneles solares y baterías Tesla

Una pareja estadounidense ha instalado en su caravana paneles fotovoltaicos y parte de la batería de un coche eléctrico Tesla para disfrutar de autosuficiencia energética mientras viajan.

Cait y Tom han instalado un módulo de baterías Tesla en su caravana con paneles solares.
Cait y Tom han instalado un módulo de baterías Tesla en su caravana con paneles solares.

Cait y Tom Morton son una pareja estadounidense que viaja por todo el país con una caravana con la que pernoctan en los mejores parajes. Como son los lugares más salvajes y solitarios los que más les atraen, decidieron instalar en su caravana un sistema eléctrico autosuficiente y contar toda su experiencia a través de su blog personal. Con el objetivo de conseguir el almacenamiento de energía necesario para hacer vida normal en una casa con ruedas, la joven pareja decidió instalar paneles solares y una batería de Tesla.

El sistema originalmente era híbrido, pues contaba con un generador de electricidad que funciona a gas y que daba apoyo a los paneles solares cuando la energía que generaban estos era insuficiente. A esto hay que sumarle que la batería de origen era de plomo-ácido, similar a la que utilizan los automóviles para el arranque del motor, lo que menguaba todavía más la capacidad de energía solar que podían almacenar para usarla más tarde. Otro inconveniente del antiguo sistema de la caravana de Tom y Cait era la molestia de tener que encender y apagar el generador a gas cada vez que necesitaban electricidad, sin mencionar el coste de la energía, el olor que desprende, el ruido generado y, por descontado, las emisiones.

Tom Morton explica en su blog cómo instaló el sistema de 1.200 vatios para convertir su casa rodante en una vivienda autosuficiente y respetuosa con el medio ambiente. Los paneles fotovoltaicos tienen un coste cercano a 4.000 dólares (3.500 €), inversión que sus propietarios pretenden amortizar en un periodo de entre dos y cinco años de uso. Para conseguir obtener la máxima eficiencia de los mismos, Tom adquirió un paquete de celdas Tesla y sustituyó las viejas baterías de plomo-ácido. Las baterías de ion-litio de Tesla ofrecen diez veces más densidad energética, con lo que únicamente fue necesario uno de los 16 módulos que componen la batería del Tesla Model S 85.

Los módulos de baterías Tesla pueden ser comprados por internet a un precio de 1.249 dólares más gastos de envío (unos 1.100 €) y ofrecen 5,2 kWh de capacidad energética gracias a que contienen 444 celdas Panasonic 18650 de 3200 mAh cada una de ellas. El módulo pesa aproximadamente 25 kilogramos y genera una tensión nominal de 24 voltios en corriente continua. Como consecunecia, Tom tuvo que incorporar un módulo inversor de corriente para hacerla compatible con los 120 V en alterna a los que funcionan la mayoría de los sistemas de su caravana.

Sigue la aventura de Tom y Cait en este enlace.

Conversaciones: