Híbridos y Eléctricos

ASEGURA EL VICEPRESIDENTE EJECUTIVO DE TOYOTA

Toyota quiere convertirse también en proveedor de sistemas de propulsión híbridos

Toyota quiere reducir al 50% los costes de fabricación de los componentes para coches electrificados al compartir su tecnología híbrida con otros fabricantes.

Toyota quiere convertirse también en proveedor de sistemas de propulsión híbridos.
Toyota quiere convertirse también en proveedor de sistemas de propulsión híbridos.

Toyota ha recibido solicitudes de más de 50 compañías interesadas en acceder a las miles de patentes de tecnología para vehículos electrificados que pretende liberar la firma japonesa. Con las potenciales asociaciones, Toyota aspira reducir a la mitad los costes en la producción de componentes para coches eléctricos e híbridos, y de esa forma facilitar su expansión en mercados como China, Japón y Estados Unidos.

Shigeki Terashi, vicepresidente ejecutivo de Toyota, ofreció una entrevista a Automotive News Europe en la que proporcionó nuevos detalles de la estrategia de Toyota y su impacto previsto en los planes de inversión de la compañía. Al ofrecer el suministro de hardware y el ‘know-how’ para integrarlo en los vehículos, Terashi asegura que Toyota quiere reducir su desembolso de capital y crear una nueva fuente de ingresos.

La tecnología híbrida será clave dentro de la estrategia del fabricante japonés. Terashi cree que muchas compañías se querrán beneficiar de la amplia experiencia de Toyota en el sector del vehículo híbrido. “Hasta ahora hemos sido fabricantes de automóviles de primer nivel, pero ahora también pretendemos convertirnos en proveedores de sistemas híbridos”, dijo el directivo.

Desde que el Prius fue pionero en 1997, Toyota ha vendido más de 13 millones de híbridos en todo el mundo. El fabricante nipón ha logrado dominar el mercado global de automóviles híbridos mejorando y reduciendo constantemente el coste de la tecnología presente en el Prius. Actualmente, alrededor del 15% de todas las ventas globales de Toyota son híbridos, incluyendo los modelos Corolla y RAV4. Solo en 2018, Toyota vendió 1.6 millones de híbridos a nivel mundial, más de los 1.3 millones de coches completamente eléctricos vendidos por Tesla, Nissan y todos los demás fabricantes de automóviles de forma combinada.

Toyota planea aumentar la capacidad de producción de sus plantas de componentes para coches híbridos, y así poder cubrir con la esperada demanda masiva para los próximos años. El constructor nipón ya suministra el sistema híbrido enchufable para el SUV Crosstrek de Subaru, y el mes pasado anunció que se convertiría en el proveedor global de sistemas híbridos para Suzuki.

Al ser preguntado sobre si Toyota no temía perder su ventaja en el sector híbrido al compartir su tecnología, el directivo se mostró confiado. “Incluso si un fabricante de automóviles es capaz de desarrollar y producir un coche utilizando nuestros sistemas y piezas que cumplan con las regulaciones de emisiones, su rendimiento general nunca sería el mismo que el nuestro”, aseguró Terashi.

Toyota ha dicho que quiere vender 5.5 millones de coches electrificados para 2030, en comparación con los 1.6 millones vendidos en la actualidad. Terashi es más optimista al asegurar que la marca podría alcanzar su objetivo para 2025. La firma japonesa espera que la demanda de vehículos electrificados se incremente a nivel mundial en los próximos años, a medida que más países y ciudades continúen endureciendo las regulaciones ambientales.

Conversaciones: