Híbridos y Eléctricos

480 KM DE AUTONOMÍA

Alpha Saga: otro coche eléctrico conceptual de una marca que no se lanza a fabricar nada

Alpha Motor Corporation ha presentado un modelo conceptual más (y ya van diez). Se trata del Alpha Saga, un coche eléctrico esta vez formulado en torno al concepto de una berlina de cuatro puertas.

Alpha Saga eléctrico.
Alpha Saga eléctrico.

En múltiples ocasiones hemos tratado acerca de la empresa estadounidense Alpha Motor Corporation. Se trata de una start-up cuya actividad gira alrededor de prometedores coches eléctricos, pero que nunca llegan a materializarse en forma de coche de producción. A los nueve modelos presentados anteriormente se le suma ahora el décimo, el Alpha Saga, que sobre los anteriores propone el concepto de una berlina de cuatro puertas tradicional.

Antes la compañía ha presentado desde una pick-up, a un coupé, pasando por un coupé con atributos de todoterreno hasta una versión camper del coche eléctrico que usa como base. Dado la continuidad con la que se presentaban y que las fotografías publicadas se correspondían con elaboraciones digitales, la sombra de la duda se hizo con la empresa californiana. Sin embargo, ésta se disipó ligeramente con la exposición pública de su primer modelo físico en el reputado Museo del Automóvil de Petersen, sito en la ciudad de Los Ángeles.

Después de ello la compañía ha vuelto a su tónica habitual, y sobre la misma base que el resto modelos presentados previamente, el Alpha Ace, el pequeño coupé de dos puertas y diseño retro el nuevo Saga no propone más que una versión alargada de la carrocería del Ace pero en esta ocasión pertinentemente modificada para dar cobijo al par de puertas traseras que dan acceso a la segunda fila de asientos.

Interior Alpha Saga.

Interior del Alpha Saga.

Las medidas se ven consecuentemente variadas conforme a las del pequeño coupé retro, quedando acotadas en 4,699 metros de largo, 1,905 de ancho y 1,447 de alto, mientras que el peso se sitúa en unos prominentes 1.905 kilos. Aun con esta variación en sus dimensiones consigue guarda el afilado frontal, así como la zaga del coupé y también sus prominentes paragolpes, perfil y abultados pasos de ruedas, así como la descendente línea de techo.

En el interior se dan cita de manera magistral (todo sea dicho) el diseño neo-retro con la tecnología más actual. Este maridaje queda en manos del diseño del interior de las puertas, el lineal salpicadero y demás elementos, que se conjugan sin problema ninguno con las pantallas y botones que dan acceso al sistema de info-entretenimiento del Saga.

La empresa sigue sin dar demasiados datos acerca de su esquema eléctrico (lo que sigue ayudando a sembrar la duda) pero sí que da a conocer algunas de sus prestaciones más relevantes.  Estará disponible en versiones de tracción trasera de un solo motor o tracción en las cuatro ruedas a través de un motor en cada eje. Según Alpha, la aceleración de cero a cien kilómetros por hora en la más capaz de las versiones estará en torno a los 6 segundos, mientras que la autonomía la sitúan en el entorno de los 480 kilómetros (300 millas) con una carga completa.

alpha-saga-electric-sedan-rear-corner

Alpha Saga.

Aunque potencialmente ni siquiera exista una unidad producida, Alpha Motors ya acepta reservas para el Alpha Saga, que tendrá un precio final estimado entre 40.000 y 50.000 dólares, que se traduce a un margen de entre 35.400 y 44.200 euros en base cambio actual. Por su parte, la empresa se mantiene firme en que para 2023 dará comienzo la producción de la primera de las versiones de su coche eléctrico, la Alpha Wolf.

Conversaciones: