Híbridos y Eléctricos

APUESTA PARA REDUCIR PRECIO DEL COCHE

NIO sí ve futuro en el alquiler de baterías para sus coches eléctricos

A diferencia de otros fabricantes, NIO cree que el alquiler de las baterías en los coches eléctricos tiene futuro y ha presentado el servicio 'BaaS'. Un programa de alquiler con pago mensual, en asociación con CATL, para abaratar el coste de adquisición de sus vehículos.

NIO sí ve futuro en el alquiler de baterías para sus coches eléctricos
NIO sí ve futuro en el alquiler de baterías para sus coches eléctricos

El fabricante chino NIO, que tiene prevista su llegada al mercado europeo a partir del próximo año, quiere ofrecer coches eléctricos más baratos, y para ello ha creado un nuevo servicio de alquiler de baterías. Se llama 'Battery as a Service' (BaaS) y para llevarlo a trámite se ha asociado con uno de los gigantes de las baterías, CATL, con quien ofrecerá un servicio de suscripción mensual por el uso de baterías que abaratará el precio de sus coches eléctricos.

Aunque fabricantes como Renault han abandonado la opción de alquilar la batería en sus coches eléctricos (una opción que existía hasta hace poco con el Renault ZOE), NIO ha apostado por este sistema para hacer más económica la adquisición de sus coches eléctricos. Con el servicio BaaS, el fabricante chino ofrece una rebaja de 70.000 yuanes (unos 8.530 euros) en el precio de sus vehículos. Por otro lado, habrá que pagar 980 yuanes (120 euros) al mes por el alquiler de las baterías de 70 kWh.

El servicio se ofrece en todos sus modelos, es decir, los NIO ES8, ES6 y EC6, aunque solamente en las versiones asociadas a la batería de 70 kWh. Dichos modelos también se pueden equipar con batería de 100 kWh, que ofrece un notable aumento de autonomía, pero en ese caso la batería se compra en propiedad junto al coche, sin posibilidad de alquiler.

nio-es8-interior

Puesto de conducción del NIO ES8.

Para implementar este servicio BaaS, NIO se ha asociado con CATL y otras dos compañías (Hubei Science Technology Investment Group y una subsidiaria de Guotai Junan International Holdings Limited), con las cuales ha creado la empresa 'Battery Asset Company'. Las cuatro empresas participantes poseerán el 25 por ciento cada una, con una inversión de 200 millones de yuanes (unos 24,5 millones de euros) cada una de ellas. 

A este nuevo servicio por parte del fabricante chino hay que añadir la infraestructura de intercambio de baterías de la compañía. NIO dispone ya de 143 estaciones intercambio en 64 ciudades de China en las que ha llevado a cabo más de 800.000 intercambios. Es un proceso totalmente automatizado, de unos 4 o 5 minutos de duración, en el que la batería descargada se sustituye por una completamente cargada. De esta manera se acortan los tiempos de espera en comparación con una recarga normal enchufando el coche a la red eléctrica. Actualmente NIO está construyendo una nueva estación de intercambio de baterías en China cada semana y planea construir 300 nuevas estaciones el próximo año.

nio-es8-2020_02

NIO ES8.

Aunque es un modelo muy distinto al empleado, por ejemplo, por Tesla y su red de Supercargadores para carga rápida, el intercambio de baterías podría erigirse como una alternativa con mucho potencial de crecimiento en China, ya que el Ministerio de Industria del país asiático se ha comprometido a promover la adopción de vehículos eléctricos con baterías que se puedan intercambiar entre diferentes marcas y modelos

El CEO de la firma china ha confirmado recientemente que esperan expandirse a otros mercados internacionales a partir de la segunda mitad de 2021, aunque probablemente habrá que esperar a 2022 para su desembarco en Europa. Será entonces cuando conozcamos la estrategia de NIO en nuestro continente, si mantiene los mismos servicios que en China o si decide apostar por una estrategia diferente que implique la compra en propiedad de las baterías.

 

Conversaciones: