EL CONDUCTOR HUMANO AÚN ES NECESARIO

Un informe revela el progreso de las pruebas de conducción autónoma en California

El último informe del Departamento de Vehículos Motorizados de California deja en evidencia que los coches autónomos todavía tienen mucho camino por recorrer para llegar al nivel 5.

Un informe revela el progreso de las pruebas de conducción autónoma en California
Un informe revela el progreso de las pruebas de conducción autónoma en California

La conducción 100% autónoma todavía tiene mucho camino por recorrer y debe ser perfeccionada antes de que pueda considerarse un sistema seguro y confiable para las personas. Así lo demuestra el último informe anual del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV, por sus siglas en inglés) publicado esta semana, mediante el cual se han hecho públicas las estadísticas de intervención humana (desacoplamientos del sistema autónomo) en este tipo de vehículos.

Diecinueve de las 50 empresas –más de nueve en 2017– que se registraron para probar vehículos autónomos en las vías públicas de California, informaron la cantidad de veces que el conductor de seguridad tuvo que recuperar el control del volante el año pasado, y no han sido pocas. El DMV define un desacoplamiento como "una desactivación del modo autónomo cuando se detecta un error en la tecnología autónoma o cuando el conductor de seguridad debe desconectar el modo autónomo y tomar control manual inmediato del vehículo".

Cabe recordar que la mayoría de los fabricantes todavía están desarrollando tecnología autónoma en secreto, utilizando instalaciones de prueba privadas y simulaciones virtuales, por lo que hay pocos datos disponibles para seguir su progreso en el ámbito privado, acota Automotive News.

No obstante, cada fabricante ha interpretado a su manera las veces en las que falla la conducción autónoma. Por ejemplo, Nissan escribió en su informe que no cuenta los desacoplamientos al comenzar o finalizar las pruebas, mientras que el fabricante de chips Nvidia, sí lo hace. El DMV también requiere que las compañías denuncien los accidentes de tránsito, si los hubiese.

Los informes de las compañías

Waymo, filial automotriz de Google, dijo que su flota de 75 vehículos autónomos condujo 567.000 kilómetros en California, con 63 intervenciones humanas, para una tasa de 178 desacoplamientos por cada 1.600 kilómetros (mil millas) conducidos.

Cruise, subsidiaría autónoma de General Motors, informó que condujo más de 200.000 kilómetros sin conductor con 96 vehículos, y registraron 105 desacoplamientos, para una tasa de 79 desacoplamientos por cada 1.600 kilómetros. En el mes de octubre, Cruise tuvo cuatro fallas en cinco días.

Tesla dijo que no condujo de forma autónoma en las carreteras de California en 2017 "como lo define la ley de California", sino que usa pistas de prueba, laboratorios y vehículos de propiedad de clientes que tienen tecnología autónoma y que recopilan datos. La semana pasada, un Tesla Model S de propiedad privada colisionó en modo Autopilot con un camión de bomberos que se encontraba estacionado en el carril de emergencia, en California. Las autoridades realizan las investigaciones correspondientes para determinar las causas del accidente.

BMW, Ford, Honda, Volkswagen y la startup china NIO, también informaron que no usaron la tecnología autónoma en carreteras públicas el año pasado. Algunos informes incluyeron la ubicación geográfica de las pruebas, la causa del desacoplamiento y el tiempo requerido para tomar el control manual. Empresas como Waymo, Zoox y la startup de vehículos autónomos Drive.ai, indicaron que en algunas pruebas sus coches autónomos realizaron maniobras indeseadas, y eso provocó el desacoplamiento.

Conversaciones: