Híbridos y Eléctricos

PEOR RESULTADO EURO NCAP EN 2021

El Renault ZOE se la pega del todo: pasa de 5 a 0 estrellas Euro NCAP

Las pruebas de seguridad Euro NCAP han dejado un resultado pésimo para el Renault ZOE: el utilitario eléctrico no ha conseguido ninguna estrella, el peor resultado en años, debido a sus carencias en equipamiento de seguridad activa y pasiva.

AOS Technologies AG,1000,500,651,100
El Renault ZOE se la pega: pasa de 5 a 0 estrellas Euro NCAP

Muchos de los lectores aquí presentes recordarán las antiguas campañas publicitarias de Renault remarcando los grandes resultados de sus modelos en materia de seguridad, presumiendo de las famosas cinco estrellas Euro NCAP (el Laguna fue el primer coche que consiguió las cinco estrellas, allá por 2001). Sin duda, la seguridad siempre ha sido un buen reclamo para vender -a todo el mundo le gusta conducir un coche que sea seguro-, por eso la firma del rombo tendrá que ingeniárselas para lidiar con el reciente fiasco del Renault ZOE, que ha conseguido el peor resultado posible en las pruebas de Euro NCAP.

El ZOE es uno de los coches eléctricos más populares del mundo y, consecuentemente, el eléctrico más vendido de Renault. Considerado uno de los pioneros en la popularización del coche eléctrico, el ZOE ha cosechado muchos éxitos para la marca del rombo, y ahora también les va a dar un disgusto considerable.

Euro NCAP ha publicado los resultados de las últimas pruebas de seguridad de este 2021 y no pueden ser más decepcionantes para el ZOE: el utilitario francés ha obtenido 0 estrellas, el peor resultado de todos los coches que han pasado este año por los laboratorios de Euro NCAP. Curiosamente, cuando salió al mercado en 2013, Euro NCAP le otorgó al ZOE las 5 estrellas, pero los cambios de criterio y puntuación (y los avances en seguridad) han dado la vuelta a ese resultado. ¿Pero cómo ha podido pasar de 5 estrellas a 0?

renault-zoe-euroncap

Resultados del Renault ZOE en las pruebas Euro NCAP 2021.

Aunque se considere "nuevo", el Renault ZOE que se vende actualmente (lanzado en 2020) es un lavado de cara del modelo que llegó al mercado originalmente en 2013. Entre las mejoras y actualizaciones que recibió se incluía una batería más grande, que proporcionaba más autonomía, un motor más potente, un moderno sistema de infoentretenimiento y ligeros cambios a nivel estético. No recibió ninguna mejora relevante en materia de seguridad; de hecho, el airbag lateral de cortina, que antes protegía la cabeza y el tórax, se sustituyó por un airbag menos eficaz (según Euro NCAP) que solo protege el tórax, lo que supone una peor protección de los ocupantes.

A todo eso hay que añadir que los criterios de evaluación han cambiado y ahora resulta imposible conseguir un buen resultado si no se equipan ciertos sistemas de seguridad. En su versión de acceso, denominada Life en España, el Renault ZOE carece de los asistentes de seguridad pensados para evitar colisiones o mitigar los daños como el sistema de frenada automática de emergencia (AEB) con detección de peatones, ciclistas y vehículos. Esto lo descalifica directamente para obtener cualquier estrella. No sólo eso: el ZOE tampoco lleva de serie asistente de cambio de carril, detector de cansancio del conductor, airbags de rodilla ni airbag central para impedir que las cabezas de los ocupantes choquen entre sí en caso de impacto lateral. Todo ello, equipamiento fundamental hoy en día para ofrecer mayor protección a los ocupantes.

En las pruebas Euro NCAP, el ZOE ofrece una protección "pobre" en las colisiones a nivel general y protección "pobre" de los usuarios vulnerables de la carretera. En protección a ocupantes adultos consigue un 43% de puntuación, en protección a ocupantes infantiles un 52%, en protección a usuarios vulnerables de la carretera un 41% y en equipamiento de seguridad un irrisorio 14% (debido a las carencias mencionadas en el párrafo anterior).

renault-zoe-euroncap_02

Renault ZOE tras una prueba de choque frontal.

En la prueba de barrera lateral, la protección de todas las regiones críticas del cuerpo fue buena y el ZOE obtuvo la máxima puntuación en esta parte de la evaluación. Sin embargo, en el impacto lateral contra un poste (más severo), la cabeza del conductor impactó directamente contra el poste y las lesiones en la cabeza del dummy indicaron una protección "pobre" de esta parte del cuerpo. No fueron mucho mejor los resultados en protección de lesiones por latigazo cervical, ya que las pruebas realizadas resultaron en que los asientos delanteros y los reposacabezas demostraron una protección "marginal" en caso de colisión trasera.

Con todo, Euro NCAP es tajante y asegura que no sólo no ofrecen ninguna seguridad activa apreciable de serie, sino que su protección de los ocupantes es «peor que la de cualquier vehículo que hayamos visto en muchos años». Un modelo similar al ZOE y rival potencial como el FIAT 500 eléctrico, sí ha conseguido las 5 estrellas. Llegados a este punto es justo mencionar que el resultado del ZOE sería algo mejor (aunque ni mucho menos ideal) con el nivel de equipamiento tope de gama (el denominado Zen en España), que sí incluye de serie sistema de frenada de emergencia asistida, asistente mantenimiento de carril y alerta por exceso de velocidad. No obstante, Euro NCAP siempre realiza las pruebas con el nivel de equipamiento básico de cada modelo.

Las cosas no han ido mucho mejor para Dacia, la submarca 'low cost' de Renault. El Dacia Spring eléctrico, basado en el Renault City K-ZE que se vende en China, ha obtenido un resultado muy pobre, con solamente 1 estrella Euro NCAP. Según el criterio de esta institución, el rendimiento del Spring en las pruebas de choque «es francamente problemático, con un alto riesgo de lesiones mortales en el pecho del conductor y la cabeza del pasajero trasero en las pruebas de choque frontal y una protección marginal del pecho en el impacto lateral». El rendimiento mediocre en las pruebas de choque y la escasa tecnología para evitar colisiones y/o atropellos hacen que el Dacia Spring haya recibido solamente una estrella.

Conversaciones: