Híbridos y Eléctricos

: EN EL PUNTO DE MIRA

¿Son las bicicletas eléctricas realmente ecológicas o la industria tiene cosas que cambiar?

Tom Schiller, cofundador del fabricante de bicicletas eléctricas Mokumono, señala que las bicicletas eléctricas tienen un problema de sostenibilidad y que para resolverlo es necesario “reevaluar cómo se diseñan las bicicletas”.

Bicicletas electricas vehiculo sostenible compatibilidad-portada
La imagen de las bicicletas eléctricas como un vehículo sostenible empieza a debilitarse cuando se consideran la manera en la que se producen, en la que se utilizan y en la que se desechan.

Las bicicletas eléctricas disfrutan de una imagen muy positiva como un vehículo sostenible y una solución eficaz para la congestión de las ciudades y los problemas medioambientales en las zonas urbanas. Sin embargo, en una carga abierta Tom Schiller, cofundador del fabricante de bicicletas eléctricas Mokumono, un productor de bicicletas eléctricas con sede en Ámsterdam que tiene la misión de crear una bicicleta eléctrica 100 % europea, señala que “las bicicletas eléctricas tienen un problema de sostenibilidad” y que para resolverlo “necesitamos reevaluar cómo se diseñan”.

Schiller escribe que en los últimos años ha habido un cambio sutil pero revelador en la forma en que las empresas de bicicletas eléctricas describen su misión. El término “sostenibilidad” se está eliminando gradualmente y se está reemplazando por referencias a términos más actualizados como “'economía circular”. Los constructores de bicicletas eléctricas luchan por logran una "integración circular". La simple venta de bicicletas reacondicionadas o procedentes a un stock antiguo ahora se reformula como “circular”.

El punto débil de las bicicletas eléctricas

Este cambio tiene sentido si se observa más de cerca la industria de la bicicleta actual. Durante mucho tiempo, los constructores de bicicletas eléctricas disfrutaron de la aceptación popular y de la premisa de que estos vehículos son sostenibles por definición al contrario que los coches. Pero a medida que se expandía y maduraba la industria pasó a ser el centro de atención. Los periodistas y la opinión pública comenzaron a preguntarse si subcontratar la producción a Asia era una buena idea. Además, a menudo las bicicletas eléctricas reemplazan los desplazamientos a pie y los viajes en transporte público en lugar de reemplazar a los automóviles.

Bicicletas electricas vehiculo sostenible compatibilidad-interior1
El reciclaje de las baterías de las bicicletas eléctricas se facilita cuando estas son extraíbles, algo que no ocurre en todos los casos.

Al resaltar su circularidad, los productores de bicicletas eléctricas se abrió una nueva línea de críticas: “poner tecnología patentada e inamovible en el interior de un cuadro de bicicleta es tan insostenible como no circular”. Las baterías de las bicicletas eléctricas son el mejor ejemplo de este punto débil. De la misma forma, también son el componente en el que se implementarán las mayores innovaciones en los próximos años. Ahora son más pequeñas, más potentes y más limpias. Impulsadas por la industria del automóvil eléctrico, empresas de todo el mundo están desarrollando tecnologías para hacer que las baterías sean reciclables.

Las baterías capaces de funcionar en el interior del cuadro de una bicicleta eléctrica durante décadas son imposibles de reparar pueden tener un gran impacto sobre el planeta, aunque las baterías extraíbles solucionan parte de este problema. Lo mismo ocurre con las que cuentan con un motor que se ubica en posición central, entre los pedales y el soporte inferior de la bicicleta. Esta posición las hace difíciles de reparar y casi imposibles de reemplazar. Además, cada marca de motores intermedios tiene diferentes puntos de conexión e incluso, en el caso del mismo fabricante, estos punto difieren según el modelo y el año del producto.

bicicletas electricas montaña decathlon Rockrider E-EXPL-interior1
El motor central de las bicicletas eléctricas es el componente en torno al cual se diseñan, pero su posición los hace difíciles de reparar y más aun de sustituir.

Los cuadros de bicicleta generalmente están diseñados para motores de motor central específicos, por lo que cuando ese modelo se agota, la bicicleta desaparece con él. Es el motor el que determina el ciclo de vida de estas bicicletas eléctricas.

Diseñar para la compatibilidad

El cambio supone que los fabricantes de bicicletas eléctricas diseñen para la lograr la compatibilidad que requiere actuar en una etapa temprana de la fase de diseño. Esta idea, a menudo llamada diseño ecológico, considera la sostenibilidad del producto de principio a fin, donde la extracción, la fabricación, la distribución y el uso por parte del consumidor deben cumplir con criterios ecológicos.

Para la industria de las bicicletas eléctricas, significa diseñar para facilitar la sostenibilidad en cada parte del negocio, no solo trabajar sobre partes como la batería, el motor y los frenos, asegurándose de que usen conexiones universales y asegurando que sean reemplazables y reparables.

tom-en-bob-schiller-1645184068
Tom Schiller a la izquierda y Bob Schiller, hermanos y cofundadores de Mokumono, un productor de bicicletas eléctricas con sede en Ámsterdam que tiene la misión de crear una bicicleta eléctrica 100 % europea.

“Después de todo, uno no lucha contra la economía desechable haciendo bicicletas más resistentes e inteligentes”, asegura Schiller. “Lo combate centrándose en la facilidad de reparación y la compatibilidad para que las bicicletas realmente puedan durar décadas. Mientras no lo hagamos, nuestras afirmaciones de circularidad y sostenibilidad son huecas y nos quedaremos sin nuevas palabras de moda para describirlas”, concluye.

Conversaciones: